miércoles, 13 de noviembre de 2019

Jessica López recibió homenaje por su gran trayectoria




(Caracas) El local de gimnasia situado en el edificio de las residencias mixtas del Instituto Nacional de Deporte en Caracas ahora lleva el nombre de Jessica López, tras ser develada una placa con el nombre de la olímpica y multimedallista internacional, quien aprovechó la oportunidad para emprender un proyecto deportivo de captación de las nuevas generaciones para su deporte en el país. 

Luego de este merecido homenaje esta venezolana retomará su agenda internacional y de preparación en Estados Unidos, donde competirá, entre noviembre y abril, en tres eventos fundamentales antes de encarar el Campeonato Panamericano, único chance posible para optar por un cupo para sus cuartos Juegos Olímpicos (Beijing 08, Londres 12 y Río 16).

“No será un reto fácil, siempre he luchado hasta el final y esta vez no será diferente. Estamos trabajando duro para estar en Tokio 2020 con el soporte de la federación y del ministerio”, recalcó López.

Por otra parte, Jessica emprendió junto a la Liga Nacional de Gimnasia y la federación respectiva, un proyecto de captación de talentos que sirve para “ir moldeando el futuro de nuestro deporte”.

“Tenemos mucho talento en la generación de relevo. Mi mayor reto es que vayamos a unos Juegos Olímpicos con un equipo completo, es algo que no he logrado como atleta, pero por lo que trabajaré para lograrlo como entrenadora”, indicó la veterana atleta.

EMOCIONADA

“Estoy demasiado orgullosa y emocionada. Es un honor y una responsabilidad gigante que el gimnasio de la selección nacional de Venezuela lleve tu nombre. Agradezco al Ministerio del Deporte y a la federación por esto. ¡Es increíble!”, dijo Jessica a las puertas del gimnasio, luego del preámbulo ofrecido por Zobeira Hernández, presidenta de la Federación Venezolana de la especialidad.

“Esto es algo que veníamos discutiendo desde Río 2016, pero que ahora estamos haciendo en honor a todos los logros de Jessica y de la gimnasia venezolana. Para nosotros es una alegría y un momento histórico esto que estamos viviendo, y que ella tenga una nueva oportunidad de representarnos en otros Juegos Olímpicos”, destacó la dirigente.

“Hace diez años, en 2009, conocí a Jessica y pude darme cuenta de su calidad humana, de su integridad. Es un orgullo poder ponerle su nombre a este gimnasio. El esfuerzo enorme que durante años ha hecho su familia para formar a una extraordinaria persona, ejemplo para todos. Hoy su nombre queda grabado para la historia del deporte nacional. Este gimnasio representa los logros, el éxito y un ejemplo para todos”, destacó el ministro de la Juventud y el Deporte, Pedro Infante Aparicio.