sábado, 17 de agosto de 2019

Cardenales esta listo para la temporada 2019 - 2020





(Prensa LVBP)  El pitcheo de Cardenales de Lara tendrá las mismas caras que llevaron al equipo a alzar el cetro en la temporada pasada. La intención de las oficinas del equipo es repetir a los mismos importados, y el núcleo de jugadores criollos, esos que son mayoría absoluta en el infield, también será el mismo, y lo mejor es que casi todos estarán desde el primer día.

El cuadro interior de Cardenales de Lara estará bien cubierto con Carlos Rivero, Jecksson Flores, Miguel Meléndez, Deiner López y Wilson García.

“Sabemos la categoría de Carlos Rivero, tenerlo desde el día uno es magnífico. Es un slugger de la liga. Además, podremos sumar los talentos de Alí Sánchez (receptor cambiado desde Magallanes en la 2016-2017 por Félix Hernández y dos lanzadores), y Joantgel Segovia”, afirmó Carlos Miguel Oropeza, gerente general del club.

En la actualidad de la LVBP Juniel Querecuto e Ildemaro Vargas son figuras. Sea cual sea el escenario al que vayan, la fanaticada disfruta de su espectáculo defensivo, con el madero y hasta en la forma de correr las bases. Verlos juntos se ha vuelto un lujo. Como en su momento lo hicieron Álvaro Espinoza y Carlos García. Esta ostentación podrá dársela de nuevo el conjunto occidental, un poco más tarde que de costumbre, pero podrá darse.

“Ildemaro (Vargas) y (Juniel) Querecuto, no estarán desde octubre. Juniel Espera el nacimiento de su primer hijo, para mediados de noviembre; conversamos con él, y no descartamos que comience con el equipo, se ausente y luego regrese. O puede que se una después de ser padre. Todo dependerá de cómo esté su señora”, comentó Oropeza sobre el “Jugador Más Valioso” de la última final. “Ildemaro ha jugado todo el año en las Grandes Ligas, y Arizona tiene aspiraciones y posibilidades de ir a la postemporada, así que tendremos que esperar. Pero ambos nos han mostrado su interés en jugar, van a jugar. Estarán con nosotros en algún punto de noviembre”.

Cardenales de Lara parece vivir su mejor época desde hace varios lustros, quieren imponer una hegemonía en la liga, y tienen plantel para ello. “Tenemos un grupo de criollos con profundidad. Están en su etapa productiva en nuestro beisbol, así que queremos aprovecharlo. Estamos muy contentos con los nombres que tendremos desde el comienzo. El compromiso de nuestros peloteros se ha mostrado desde el primer contacto”, enfatizó Oropeza.

Los entrenamientos de Lara comenzarán el martes 1 de octubre, con José Moreno y todo su cuerpo técnico a disposición.


Williams Pérez encabezó la sólida rotación de Lara con récord de 6-1

Después de 18 años sin ganar un título en la LVBP, Cardenales de Lara no pretende que el cetro dure en sus manos un solo año. Para ello ya tienen a su trabuco de criollos listo, con el fin de ayudarlos desde comienzo de temporada.

La rotación, su punto más fuerte, vuelve a tener grandes nombres desde el primer día: Raúl Rivero, Néstor Molina, David Martínez, Williams Pérez.

“Ellos nos dieron su palabra. Quieren uniformarse con el equipo desde el primer día. Podemos decir que la rotación es un punto fuerte del equipo para este año. Que podamos tener esos nombres desde temprano te da tranquilidad”, reconoce Carlos Miguel Oropeza, gerente general de los crepusculares, sobre este cuarteto de abridores que el año anterior dejó foja de 14-10, efectividad de 3.60 y WHIP de 1.25 en 194.2 entradas de labor, contando en ella a Raúl Rivero, que vivió su peor zafra en la LVBP.

Dicha efectividad solo fue mejorada por el pitcheo colectivo de Bravos de Margarita con efectividad de 3.34. En WHIP, ninguna escuadra fue capaz de superar a los “Cuatro Fantásticos”. Otros dos criollos,  Luis Lugo y Jesús Sánchez (ahora es abridor en liga independiente), aparecen también como potenciales abridores.

Las estadísticas que acaban de leer son muy impresionantes, pero para los larenses hay mejores noticias. En dichos números no se incluye nada más y nada menos que al ganador del premio al “Pitcher del Año”, Jorge Martínez. El cubano fue protegido por los crepusculares, y es prioridad para repetir por la gerencia.

“Es nuestra primera opción, durante varias temporadas ha demostrado lo que puede hacer. Vamos a ver qué ocurre, no dejamos de ver otros candidatos que puedan mejorar el equipo, pero Jorge (Martínez) es la prioridad”, admitió Oropeza, que mencionó que Ryan Kelly y Ricardo Gómez tienen el mismo estatus para regresar, pues la gerencia busca foráneos que puedan ocupar el puesto de cerrador y setup.

El resto de la importación se completará con tres jugadores de posición. Dos jardineros y un utility.

“Paulo Orlando es prioridad para nosotros, un pelotero de peso y valor, hay que ver su disposición de regresar al país”, afirmó el dirigente cardenalero, que no descarta repetir al dominicano Alejandro De Aza y que ve en Rangel Ravelo el utility que buscan.

Es decir, los extranjeros de Lara en la próxima zafra no serán caras desconocidas, salvo alguna extrañeza.