sábado, 19 de enero de 2019

LOS MEJORES DE LA TEMPORADA SE REUNIERON Y FUERON PREMIADOS





(Prensa LVBP) Navegantes del Magallanes y Cardenales de Lara cuentan con la gran mayoría de los peloteros premiados por la prensa deportiva. Casi todos han estado reunidos en un mismo terreno de juego, pero hasta este viernes no habían estado juntos, en un mismo salón y como los objetivos de una distinción.

Los Grandes de la Temporada, como los reconoce las empresas Numeritos Gerencia Deportiva y Line Up, fueron juntados en el Hotel Hesperia de Valencia y allí fueron premiados por las actuaciones que tuvieron durante la ronda regular de la campaña 2018-2019.

“Tanto ustedes, los ganadores, como sus familias, disfruten estos premios”, se dirigió Juan José Ávila, presidente de la LVBP, a los galardonados. “En nombre de la liga y de los ocho equipos, los felicitamos a todos”.

Héctor Cordido, maestro de ceremonia, le dio la bienvenida a los premiados uno por uno. El único que no pudo estar presente fue Moisés Gómez, jardinero naviero, por compromisos con Rays de Tampa Bay. No obstante, su padre, Manuel Gómez, retiró el premio al Novato del Año.

El primero en subir a la tarima fue el bateador Delmon Young, Productor del Año y Jugador Más Valioso. El exgrandeliga, que ayudó a la Nave con su poder –pegó 19 jonrones- y también con su capacidad de elaboración de anotaciones -52 carreras impulsadas-, colocó sus logros personales a un lado para expresar su deseo de quedar campeón con Magallanes.

“Creo que tener el título es lo que importa en este momento”, le señaló a Tony Cruz. “Los éxitos personales son un honor, pero ahorita están en un segundo plano. Es divertido estar aquí (en Venezuela). Cuando jugaba para Detroit escuchaba hablar a Miguel Cabrera, Magglio Ordóñez o Víctor Martínez sobre este beisbol y siempre me dio curiosidad”.

El Premio Pollo Malpica al mejor catcher defensivo fue retirado por el mismo Francisco Arcia, del Cardenales. “Esto significa mucho. Han pasado muchas cosas esta temporada”, apuntó. “Ha sido difícil, pero hemos tenido mucha unión y corazón, esa ha sido la clave”.

Con Carlos Feo, narrador del Magallanes como entrevistador, el relevista Pedro Rodríguez se levantó para materializar su galardón como Cerrador del Año. Su efectividad fue de 1.57 en 28.2 innings y rescató 17 juegos.

“Siempre, a los equipos que iba, me encontraba con cerradores exitosos, como Hassan Pena en Magallanes”, dijo. “No había podido ganar el premio por eso. Estoy agradecido por todo”.

El bombero Ricardo Gómez y el abridor Wilfredo Boscán fueron los siguientes. Le expresaron sus sentires al periodista Alexander Mendoza, jefe de prensa de la LVBP, uno como Set Up del Año y el otro como el Regreso del Año, respectivamente.

“Es un privilegio estar aquí. Estuve cinco años retirado, trabajando en un edificio (Trump Tower, en Manhattan, NY), pero nunca me frustré”, expresó Gómez. “Siempre tuve la meta de seguir y seguir. Estoy agradecido”.

“Al principio de la temporada no llegaron esas victorias, pero no me rendí”, aseguró Boscán. “Por eso salieron buenos resultados después. Influyó mucho el núcleo del equipo. Magallanes es una familia”.

Los rostros, batazos y otras imágenes de José Castillo y Luis Valbuena aparecieron en el acto. Fue un recordatorio que los peloteros, fallecidos a principios de diciembre en una tragedia de tránsito, no son olvidados. Sus nombres sirvieron para darle vida a dos premios que solo fueron entregados en esta clase 2018-2019.

La distinción Joseador del Año, como homenaje al Hacha, le fue entregada a Ildemaro Vargas, de los pájaros rojos.

“Siempre he jugado duro. Me gusta hacerlo. Me gusta salir y entregarme porque no sabes lo que va a pasar mañana”, le comentó el utility al periodista Carlos Valmore Rodríguez. “Al Hacha siempre lo respeté y lo llevo en mi corazón. Siempre será el Hacha de Venezuela”.

En memoria a Valbuena fue concebido el premio Grandeliga del Año, que distingue a ese pelotero que vino a jugar a Venezuela con todo y sus grandes números en MLB. El trofeo le fue dado a Jesús Aguilar, slugger de Tigres de Aragua.

“Vale la pena venir. El beisbol venezolano ha aportado mucho en mi carrera, tal vez es un aporte mental más que físico”, comentó. “Seguiré viniendo a menos que haya una gran restricción”.

Después de que Alfonso Saer, narrador del Cardenales, le dedicara un discurso a Castillo y Valbuena, subió a la tarima Luis Dorante, ganador del Manager del Año por su gestión con el Magallanes.

“No fue fácil sustituir a Omar Malavé. Le dije a nuestros peloteros que debíamos voltear nuestro juego. El bateo y corrido estuvo presente y definir roles en el bullpen fue determinante”, le explicó al comentarista Giner García. “Cambiaría mis premios por un título, siempre lo digo”.

  El Pitcher del Año le fue entregado a Jorge Martínez, as de los crepusculares. “Lanzar con Lara es como lanzar en casa, me siento como en Cuba, donde nací”, dijo el derecho. “Esta es una liga donde debes hacer ajustes constantes, y donde debes trabajar duro. Lo que más me gusta es el apoyo que le da la gente a sus equipo”.


Los peloteros no fueron los únicos premiados. Numeritos Gerencia Deportiva y Line Up reconocieron la trayectoria de Vicente Correale, fotoreportero del diario El Universal, que le ha dedicado la vida profesional a la cobertura del beisbol venezolano.