miércoles, 22 de agosto de 2018

Tokio se convertirá en una ciudad más accesible para los Juegos Paralímpicos 2020




(EFE) Cuando se habla de desarrollo, tecnología, cultura y disciplina,  Japón figura como uno de los países con más experiencia en la materia. Tokio, la capital nipona,  será sede de los Juegos  Paralímpicos en 2020, en la cual se aspira dejar un legado, tangible e intangible,  positivo en los ámbitos cultural, educativo, económico y social.

 El gobierno, en conjunto con el comité organizador, está trabajando para que puedan ofrecer total accesibilidad, tanto en la ciudad como en los eventos. Esto con el objetivo que los Juegos  Paralímpicos 2020 sea un acontecimiento que genere cambios sociales y, al mismo tiempo, lograr una sociedad más inclusiva para las personas con discapacidades.
Miles de deportistas y funcionarios de los juegos procedentes de 164 países se darán cita en Tokio y se espera que la capital acoja a 20 millones de personas durante la temporada.
Para acondicionar la estadía a sus visitantes y participantes desarrollaron medidas originales para garantizar la accesibilidad. Entre ellas se destacan: la reconstrucción de un estadio olímpico,  mejoramientos en el área de transporte y el soterramiento de líneas eléctricas para facilitar la ampliación de las carreteras. Asimismo, el transporte subterráneo contará con más plataformas de acceso y se pondrán a circular más de 100 autobuses en el área metropolitana que permitirá libertad de movilidad de todos. Además se obligará a los hoteles a tener al menos un 1% de espacio para alojar a las personas en sillas de ruedas,  como disponer de baños públicos para personas con problemas de movilidad y acondicionar las puertas de algunos establecimientos.
Según el vicepresidente de la organización, Yasushi Yamawaki, junto con el vicepresidente de la Comisión de atletas de Tokio 2020, Junichi Kawai, sostuvieron  que quieren convertir el evento en un lugar cómodo y agradable donde todo el mundo pueda disfrutar.
La comisión de atletas, como indicó el vicepresidente,  está trabajando conjuntamente con el comité organizador para "aconsejar y recomendar" en las decisiones que se toman respecto a las medidas de accesibilidad tanto en la villa paralímpica como en la ciudad.
El sábado comenzará la cuenta atrás de dos años para los Juegos Paralímpicos, que tendrán lugar entre el 25 de agosto al 6 de septiembre de 2020 en Tokio.