martes, 20 de junio de 2017

Gleyber optimista por su pronta recuperación



(Prensa Leones del Caracas) “Son cosas del beisbol”. Así resumió Gleyber Torres el duro momento que vive luego de que le fuera diagnosticada una rotura en el ligamento colateral del codo izquierdo que lo obligará a someterse a una cirugía “Tommy John” y perderse el resto de la temporada.

El prospecto número uno de los Yanquis de Nueva York se lastimó el codo el sábado cuando en el primer juego de una doble cartelera intentó anotar una carrera desde la segunda base y tuvo problemas al deslizarse en el home.

Pese a que los Rayos X dieron negativos y se había diagnosticado una superextensión del codo izquierdo, una resonancia magnética practicada hoy reveló el verdadero daño.

“Sentí bastante dolor después de que me deslicé en home”, contó el infielder vía telefónica. “Fue un momento difícil porque me dolía bastante y estaba asustado. Después los Rayos X no mostraron fractura gracias a Dios y entonces me sentí un poco mejor”.

“Ayer el dolor disminuyó. Sinceramente me sentía mucho mejor y estaba muy alegre”, continuó. “Pero hoy me derrumbaron todo al hacerme la resonancia. Todas las expectativas que tenía este año se me cayeron y me siento bastante triste por perderme esta temporada”.

Si bien es común entre los lanzadores, la lesión de Torres es una rareza en jugadores de posición especialmente cuando no se trata del brazo de lanzar.

“Fue una lesión extremadamente circunstancial”, dijo José Manuel Fernández, gerente deportivo de los Leones del Caracas. “Pero estamos seguros que Gleyber se recuperará al tope de condiciones y continuará con su brillante ascenso como pelotero. Tuve la oportunidad de conversar con él esta tarde y lo sentí muy positivo. De nuestra parte cuenta con todo el apoyo”.

Tan positivo está el jugador que aún no quiere descartar venir a estrenarse en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. 

“Según lo que hablé con los médicos, para octubre-noviembre estoy recuperado así que no puedo decir que se descarta la idea de jugar con Leones porque pienso que podría hacer la rehabilitación allá y el equipo me pueda ver jugando en Venezuela y ver que todo está bien”, explicó. “De todas maneras todavía falta mucho camino por recorrer. Hay que esperar que las cosas pasen y primero necesitamos fecha de operación. Después ya conversará mi agente con el equipo a ver qué me depara en el futuro”.

“Es rudo pero son cosas del beisbol y hay que afrontar todo lo que está pasando. Dios sabe lo que hace y lo que pasa siempre será lo mejor”, agregó.

Luis Ávila, presidente de la organización, envió su mensaje de aliento al jugador. “Le deseamos la más rápida y mejor recuperación que le permita seguir exitosamente lo que se augura será una brillante carrera”.


Torres tenía promedio de .287 con 14 dobles, dos triples y siete jonrones entre doble A y triple A de los Yanquis y apuntaba a hacer su estreno en las mayores este mismo año.