lunes, 19 de junio de 2017

Diamantes de Bolívar propinó barrida a Anaco Sport Club



(Prensa LNBB/ Pablo Rivera) El  derecho Emilio Márquez lanzó 8 sólidas entradas que encaminó el primer triunfo de Diamantes de Bolívar en justa, batiendo 4 carreras por 1 a Anaco Sport Club, iniciando serie el sábado durante la quinta semana de acción en la XIII temporada de la Liga Nacional Bolivariana de Béisbol, en el estadio Tomás Heres de Ciudad Bolívar

Márquez (1-1) espació 7 incogibles, ponchando a 3 contrarios y otorgando igual cifra de boletos, recibiendo una rayita. Ronnie Martínez trabajó el noveno, concediendo un pasaporte y cerrando el choque para anexarse el salvado (1).

Por Anaco inició y perdió Sergio Véliz (1-2), quien en 5.2 entradas recibió 3 carreras, 1 merecida, par de boletos y un guillotinado.

Anaco abrió la pizarra en la parte alta de del tercer acto, cuando Henderson Landoni destapó doblete impulsor.

No obstante, los locales voltearon la pizarra en la baja del cuarto, con par de rayitas y luego hilvanaron una más en el sexto inning.

A la ofensiva por los vencedores, Ramón Merlin de 5-2 con fletada, José Rincones de 4-2 y anotada, Oswel Marín de 1-1 y par de pasaportes.

Por los visitantes, Henderson Landoni pegó de 4-2, doble y producida; Jesús Planchart de 4-2, biangular.

En cuanto al cotejo correspondiente al día domingo,  el equipo diamantino terminó de pasar la escoba, tras vencer por la vía del forfeit a sus oponentes, luego que la novena anaquense no se presentó al parque a la hora de cantar play ball.

Apegado a las condiciones que reza en la base de competencias de la Lnbb, se esperó el lapso estimado y una vez cumplido, con el conjunto local plantado en el terreno de acción, se llamó a play ball y una vez realizado el primer pitcheo y notarse la evidente ausencia de los anzoatiguenses, se decretó el juego a favor de Bolívar.

Se conoció que, los visitantes tras concluir el choque sabatino, retornó nuevamente a la ciudad de Anaco, con la promesa de regresar a Ciudad Bolívar éste domingo a las 6:00 de la mañana, pero nunca llegaron al parque de pelota.