martes, 30 de mayo de 2017

Venezuela sigue haciendo historia



(EFE) La historia venezolana se sigue escribiendo en Corea del Sur, luego de que la selección nacional dejara en el camino a Japón en los octavos de final de la Copa del Mundo sub-20 gracias a un cabezazo de Yangel Herrera cuando se jugaba el minuto 108 de la prórroga. 

El partido estuvo para cualquiera de los dos combinados. Japón tomó la iniciativa en la primera parte y pudo irse al descanso con el marcador arriba, pero el travesaño le negó la oportunidad a Doan, quien lo intentó de tiro libre.

Venezuela tuvo varias chances con remates de Adalberto Peñaranda y de Sergio Córdova, que no encontraron destino feliz.

Ya en el segundo tiempo el tópico del encuentro fue distinto; la Vinotinto fue creciendo de a poco y acorraló a los nipones en su propia área. Sin embargo, la falta de tino en los disparos estuvo condenando el partido a la prórroga.

En la prórroga los de Rafael Dudamel jugaron enteros en los físico y más en el aspecto mental, lo intentaron con constantes llegadas de los laterales buscando centros a Peña.

El gol apareció sobre el minuto 108: Ronaldo Lucena ejecutó de forma perfecta un tiro de esquina al punto penal y apareció el capitán, Yangel Herrera, para saltar por encima de un defensor japonés y cabecear solo al fondo de las redes.



Venezuela se llevó la victoria 1-0 y se mantiene invicta sin recibir goles, ahora su próximo escollo será el domingo de los cuartos de final ante el ganador del Estados Unidos-Nueva Zelanda.