sábado, 1 de abril de 2017

Caciques no logran avanzar a la siguiente ronda de la WSB



(Caracas) Una vez más el domo “José María Vargas” albergó los combates de la Serie Mundial de Boxeo, en esta ocasión los criollos enfrentaban al equipo colombiano de los Heroicos, el equipo venezolano se vio ampliamente superado durante los combates, el resultado final de estas peleas fue claro para los colombianos. 4victorias por tan solo 1 venezolana. 

El primer combate fue protagonizado por Yonny Calderones representante venezolano en esta oportunidad  enfrentaba a Yuberjen Martínez por parte de los Heroicos. El cacique venezolano no pudo ante el colombiano y en la categoría de 49 kg cayó derrotado de manera unánime.

Seguidamente en la categoría de 56 kg era el turno de José Díaz que tenía que enfrentar al refuerzo de los colombianos que fue el dominicano Leonel de Los Santos, Díaz no pudo contener los golpes del dominicano y por decisión nuevamente unánime (3-0) venció al representante por los caciques José Díaz.

El tercer combate hizo soñar a los presentes con una posible remontada contra los colombianos, Luis Arcón enfrentó a Elvis Rodríguez en la categoría de 64 kg, Arcón pudo conectar golpes bastante precisos que el rival no pudo descifrar, el resultado fue unánime dando como ganador al venezolano y ponía la serie 1-2 en favor de Heroicos de Colombia.

La cuarta pelea  inició con el optimismo en el ambiente de poder igualar la serie, el encargado era Johan González que enfrentó a Jorge Vivas por la categoría de 75 kg, pero el colombiano fue ampliamente superior en la táctica y en el físico  y pudo vencer de manera unánime al cacique venezolano. Con esta derrota la serie quedaría 1-3 y las opciones del equipo venezolano de avanzar a la siguiente roda de la Serie Mundial de Boxeo quedaron eliminadas.


El quinto enfrentamiento tuvo como protagonistas a Alfonso Flores y Julio Deivis por parte de Colombia, donde también cayó el criollo de manera unánime.


Al finalizar los combates hubo mucha polémica por la inclusión de jueces cubanos y argentinos cuando el equipo sureño y caribeño estaban encuadrados de igual manera en el grupo de Los Caciques.