miércoles, 8 de marzo de 2017

Jonrones de Japón evitaron la sorpresa australiana



(ATP) Cuadrangulares de Sho Nakata y Yoshitomo Tsutsugoh, liberaron el caminopara que Japón derrotara a Australia (4-1) y evitara una sorpresa que fuera paralizado al Clásico Mundial de Béisbol. 

El encuentro contó con un resultado inesperado que se estaba cocinando hasta la quinta entrada, pero que el poder  fue el ingrediente perfecto para que tuviera un sabor que favoreciera al conjunto nipón.

Y es que Australia se plantó desde temprano, y un cuadrangular de Allan San Miguel en la segunda entrada, ponía adelante a los Wallabies. La ventaja estaba del lado oceánico, sin embargo, el pensamiento que las cosas iban a cambiar era latente, después de todo, enfrente estaba uno de los favoritos, plagado de figuras en su plantilla.

Eso, y que por Australia se montó en la lomita un desconocido llamado Tim Atherton, que con sus envíos sin fuerza pero con una excelente ubicación, mantuvo fuera de balance a unos maderos que venían de destrozar al pitcheo cubano. Adormecidos por cuatro entradas, Australia empezaba a creerse la victoria.

Lamentablemente para Atherton y su equipo, el cansancio empezó a ser un protagonista determinante.Un envío que se quedó alto, permitió que Hayato Sakamoto sacudiera un doble por el jardín izquierdo, y luego que avanzara a tercera por un sencillo de Seiya Suzuki, un elevado de sacrificio de Nobuhiro Matsuda—con Atherton ya fuera, igualaba el marcador en la parte alta de la quinta entrada.


De ahí en adelante el juego y al ambiente del Tokio Dome cambió drásticamente. La animada fanaticada japonesa hizo despertar a una ofensiva de Japón que enseñó su principal característica: El poder (4 jonrones en 2 encuentros).

En la parte de la séptima entrada, Sho Nakata mandó un manso lanzamiento de Lachlan Wells a las gradas del jardín que colocaba a Japón arriba en el marcador y terminara los comentarios de una sorpresa australiana.

Los asiáticos tomaron posesión del encuentro, pero con una ventaja de 2 por 1, todavía no se podían confiar. Yoshitomo Tsutsugoh, que ya había montado un espectáculo contra Cuba,sacudió un dantesco vuelacerca de dos carreras por el jardín derecho que además de ser el segundo en el torneo, ponía cifras definitivas al juego y acerca a Japón a lograr el pase para siguiente ronda.


El relevista Kodai Senga, gracias a dos entradas en blanco, se llevó la victoria, mientras que Matt Williams cargó con la derrota y Kazuhisa Makita concretó el salvamento.