domingo, 18 de diciembre de 2016

"Concretamos solo el primer paso"



(Adio Arroyo Jiménez) Cardenales de Lara, el equipo que más eliminaciones ha sufrido en los últimos diez años dentro de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, es el primer clasificado de la campaña 2016-2017, tras barrer a Tiburones de la Guaira en dos partidos disputados en el Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto. 

A Lara la habían dejado afuera en siete de las diez contiendas más recientes y en seis de las últimas siete, incluidas las tres anteriores, por lo que esta zafra representa una resurrección para los pájaros rojos. Carlos Miguel Oropeza, gerente del elenco guaro, dijo que ahora les toca enfocarse y asegurar la cima de la tabla. Lara no termina allí una fase regular desde la edición 2004-2005.

Oropeza resaltó la importancia de seguir ganando para afrontar una etapa difícil, como es la postemporada, espacio de alta competitividad, el tema de las escogencias y sustituciones hace seguir trazando estrategias para satisfacer las necesidades del club, avizoró el jerarca.

“Esas lágrimas y derrotas, sobre todo en la temporada pasada, fueron las que formaron el carácter a este equipo, las que dieron el enfoque, las ganas, la entrega y el empuje para estar clasificados”, dijo Oropeza previo al choque entre Cardenales y Leones del Caracas ayer en Barquisimeto.

Dijo ir por más en lo que resta de torneo: “Este logro es de los jugadores. Hicimos los movimientos necesarios para sumar piezas de alto valor. Desde que terminó la campaña pasada sabíamos que el punto débil era el pitcheo. Buscamos jugadores comprometidos y los encontramos. Al principio no se dieron las cosas, pero ahora ya estamos viendo los resultados”.

En referencia a la partida del brasileño Paulo Orlando, dijo que la gerencia está haciendo las gestiones para hacer que regrese el carioca en enero. De concretarse su participación, esto allana el camino para buscar un lanzador en el draft de sustituciones y no a un jardinero.


“Él (Paulo) tiene el deseo de regresar. Todavía faltan dos semanas y eso nos permite tener espacio para hablar, contar con Paulo Orlando nuevamente sería positivo y nos beneficia para elaborar nuestra estrategia de adquisiciones en enero”, dijo Carlos Miguel Oropeza. Orlando afirmó que está cuadrando todo para regresar. A Cardenales le restan siete partidos y la misión es mantener el ritmo y enfoque dentro del colectivo larense para así terminar en la cima y tener prioridad en la escogencia de refuerzos y sustituciones.