jueves, 27 de octubre de 2016

TIBURONES FRENÓ EL VUELO RAPAZ



(Prensa LVBP) Tiburones de La Guaira tomó desquite, y en el segundo juego de la serie, en el Estadio Luis Aparicio “El Grande”, silenció a la toletería de las Águilas del Zulia para conseguir un triunfo 3 por 1, luego de un par de caídas en fila. 

Fue la primera victoria de Tiburones con Ramón Hernández como manager interino. El cumanés, que inició la campaña como coach de banca, tomó las riendas del club litoralense el martes, debido a que el estratega Oswaldo Guillén, viajó a Estados Unidos para cumplir compromisos con la cadena ESPN Deportes.

Lo que en principio fue un duelo de pitcheo entre los abridores Tommy Collier y Shairon Martis por espacio de cinco innings, terminó siendo un triunfo a favor de La Guaira, gracias a la solvente labor de sus relevistas, que lograron completar la ruta y darle a los litoralenses la sexta victoria en la campaña.

Pese a la derrota, el Zulia, que deja su marca en 11-4, se mantiene en la cima de la tabla de posiciones de la Liga Venezolana del Beisbol Profesional.

La ofensiva de los Tiburones aprovechó los despistes de la defensiva aguilucha para tomar ventaja en el sexto episodio. Un imparable de José “Cafecito” Martínez, que no pudo detener el jardinero izquierdo Carlos Colmenares, facilitó la anotación de Brock Stassi.

Una entrada más tarde, una pifia del inicialista rapaz Wilson García, abrió la puerta para que los escualos capitalizaran con un indiscutible de Alberto González, que envió para el plato a Olmo Rosario y Heiker Meneses.

Desde el bullpen, Hernández le dio la responsabilidad a Wander Pérez, Ryan Searle, Pedro Echemendia y José Alvarado, para mantener la pizarra a su favor y dejarle la escena servida a Gregory Infante, quien se acreditó su tercer juego salvado del campeonato.

Collier se llevó el triunfo en labor de cinco capítulos en blanco, en los que solo permitió un par de imparables, otorgó dos boletos y ponchó igual cantidad de bateadores.


Por las Águilas, Reynaldo Rodríguez evitó el blanqueo con su cuarto jonrón de la temporada. El colombiano se la despachó al australiano Searle en el séptimo episodio.