jueves, 13 de octubre de 2016

RENÉ REYES DECIDIÓ EN EL UNIVERSITARIO




(Prensa LVBP) Un hit del jardinero René Reyes, en la parte alta del noveno inning, representó la carrera que le dio la victoria a Caribes de Anzoátegui 1-0 contra Tiburones de La Guaira, frente a una asistencia de 3.847 personas en el Estadio Universitario. 

Reyes no desaprovechó la oportunidad de quedar con vida, luego de conectar un manso elevado detrás del home que dejó caer Ricardo Genovés, joven receptor de los escualos.

El experimentado guardabosque le pegó a una curva del cerrador Gregory Infante, quien perdió el juego, e impulsó a Luis Domoromo, corredor emergente por José Julio-Ruiz.

“Si te dan una oportunidad hay que aprovecharla y tratar de hacerlo bien”, dijo Reyes. “Me atacó con dos rectas duras, Infante es así. Luego me tiró la curva, gracias a Dios no fue atrapada (por el receptor) y cuando me repitió la dosis le conecté el hit”.

Si bien el ganador del encuentro resultó Evan Reed, por lanzar pulcramente el cierre del noveno, el verdadero protagonista del encuentro fue el abridor Yeiper Castillo, quien salió sin decisión.

El derecho, que llegó este año a la tribu en un cambio con las Águilas del Zulia, estuvo intraficable en los seis primeros capítulos. Fue tal la demostración de dominio que el primer imparable de Tiburones cayó en el séptimo tramo, por un doble al jardín central de Brock Stassi.

“Fue un juegazo”, comentó Omar López, manager de los anzoatiguenses. “Hemos visto a Yeiper lanzar mucho de esa manera. Él es un hombre que en esta liga puede dar 5.0 innings, lo ha demostrado y para eso lo trajimos a Caribes”.

La faena de Castillo fue de siete entradas, un indiscutible, par de boletos y tres ponches. Ha sido el trabajo más largo para un iniciador de la liga en lo que va de campeonato.


“Me dejé guiar por lo que veían mis ojos y Yeiper no me mostró cansancio. Utilizaba bien su recta y slider. Cuando vi que se metió en problemas en el séptimo inning me di cuenta que ya era suficiente”, explicó López. “Lo bueno es que va a tener un descanso hasta el martes, pues de 54 pitcheos en su primera apertura saltar a 94 es bastante”.