miércoles, 19 de octubre de 2016

LEONES TERMINÓ CON LA RACHA NEGATIVA



(Prensa LVBP)  Luego de cinco derrotas consecutivas, la racha negativa más larga del incipiente campeonato, Leones del Caracas estaba urgido por lograr un triunfo que lo enrumbara de nuevo por el buen camino. Por suerte para los melenudos, la victoria se inclinó a su lado este martes tras blanquear a los Tigres de Aragua 1 por 0, en el Estadio Universitario. 

Como lo refleja la única carrera en la pizarra, el pitcheo fue el protagonista que entretuvo a las 4.766 personas que pagaron un ticket para entrar al diamante de Los Chaguaramos.

El abridor capitalino Seth Frankoff, quien se acreditó el laurel, lanzó 6.0 innings y solo permitió que se le embasaran tres hombres: uno por sencillo y dos por bases por bolas.

“El trabajo de Frankoff fue increíble. Lo hizo rápido, encima de los conteos y eso mantuvo la defensa lista”, señaló el manager Alfredo Pedrique, sobre el único iniciador caraquista que ha logrado una victoria en lo que va de torneo. “Fue una salida importante para descansar el bullpen al que usamos mucho la semana pasada”.

También fue loable la faena del abridor perdedor, Austin Bibens-Dirkx, que no aceptó imparables avileños hasta el sexto capítulo. Precisamente, en ese instante del juego los dueños de casa lograron hacer el daño suficiente para ganar, luego de tres sencillos consecutivos de Harold Castro, Nyjer Morgan y Wilfredo Tovar, responsable de impulsar la carrera de la diferencia.

“Salí a buscar un pitcheo y ese fue el que me lanzó. (Bibens-Dirkx) estaba mezclando muy bien sus pitcheos, con una buena recta y envíos rompientes. Pero logré conectar el batazo”, destacó Tovar.

“Necesitábamos este juego”, reconoció Pedrique. “Era importante empezar la semana ganando. Me gustó mucho el ánimo y la actuación de los pitchers”.

Y cómo no podría estar feliz el timonel, si el relevo melenudo no toleró sublevaciones. José Ascanio, Fernando Nieve y el cerrador Rubén Alaniz, se combinaron para sentenciar la victoria capitalina sin muchos inconvenientes.

“Si empezamos a jugar el beisbol pitcheo a pitcheo, turno a turno, como lo hicimos esta noche, las cosas van a empezar a salir bien”, opinó Pedrique.


De ambas alineaciones, el único hombre que pudo duplicar fue el antesalista leonino Harold Castro, al irse de 3-2. Los dos imparables de los bengalíes corrieron por la cuenta de Álex Núñez y Jesús Alastre.