lunes, 31 de octubre de 2016

GREG ROSS FUE UN DOMADOR DE LEONES



(Prensa LVBP) Los números no ocultan nada, mucho menos las buenas actuaciones. Greg Ross se ha adaptado muy bien a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, tanto que antes del juego dominical su efectividad era 1.52. Ese guarismo volvió a bajar, pues el derecho comandó la victoria de los Tiburones de La Guaira 7 por 2 contra los Leones del Caracas, en el Estadio Universitario. 

El estadounidense lanzó siete innings, su apertura más larga esta temporada. Solo permitió 3 hits, ponchó la misma cantidad de rivales y dio un boleto. Su promedio de carreras limpias por cada nueve capítulos descendió a 1.09, la mejor de la temporada.

“Mi enfoque no varió, con respecto a las salidas anteriores”, comentó el ganador del encuentro, quien tiene foja de 2-0, los dos laureles contra los melenudos. “Sé que Leones tiene bateadores agresivos, así que solo estuve arriba en la cuenta. Lo más importante fue la colocación de mis pitcheos”.

La única salida mala de Ross (2-0) fue la primera, el 7 de octubre contra Magallanes, cuando solo estuvo en el morrito 2.1 episodios. A partir de allí solo ha aceptado una carrera limpia en 22.1 innings.

“Ross ha sido un lanzador exitosos porque no está pendiente de ponchar al rival. Él trabaja sobre el contacto”, señaló Ramón Hernández, piloto interino de los escualos. “Sale siempre con agresividad y cuando juega para contacto el límite de lanzamientos baja, lo que le permite lanzar más innings”.

El buen trabajo de Ross estuvo acompañado por una ofensiva que hizo daño temprano a Edward Valdez (0-1), iniciador caraquista y serpentinero perdedor. En el primer tramo los litoralenses anotaron tres carreras con sencillo de Brock Stassi y doble de José “Cafecito” Martínez, quien impulsó tres rayitas y se fue de 4-3. 

José Martínez remolcó tres anotaciones y elevó su promedio en la temporada a .406

“Vinimos muy agresivos para buscar buenos pitcheos”, aseguró el espigado jardinero. “El reporte decía que había buenos sinkers y tratamos de no irnos con ese pitcheo. El plan funcionó”.

De por vida, Martínez tiene un average de .376 contra el Caracas. Debe existir una razón que responda esas buenas actuaciones.

“Nosotros los guairistas siempre nos gusta ganarle a Leones, con todo el respeto que merece el equipo y la fanaticada”, comentó el hijo de Carlos “Café” Martínez. “Nosotros podemos perder 70 juegos pero si le ganamos al Caracas todo está bien”.

En el segundo capítulo Tiburones volvió a pisar el plato en tres oportunidades, gracias a sencillos de Alberto González, Stassi y Martínez. La última rayita salada fue producida en el tercero con infield hit en Heiker Meneses.


Leones, que había anotado 12 carreras en sus anyeriores dos encuentros, evitó el blanqueo con elevado de sacrificio de Harold Castro en el octavo episodio y con otra anotación en el noveno por hit de Danry Vásquez.