viernes, 14 de octubre de 2016

FIESTA DE BATAZOS EN GUATAMARE




(Prensa LVBP) Un doblete de Rudy Flores, en el quinto inning, rompió la paridad en la pizarra (2-2) y allí se abrió la brecha para que Bravos de Margarita venciera 7-5 a Tigres de Aragua en el Stadium Nueva Esparta. Ahora la serie particular la lideran los de la Isla con récord de dos victorias y un revés en el inicio de la campaña 2016 – 2017 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. 

En la apertura de la novena entrada, la visita amenazó. Sin embargo, Ryan O´Rourke pudo apagar el incendio luego de aceptar dos carreras y otorgar un boleto.

Los aragüeños se quedaron con dos en circulación esperando un batazo de Anthony Jiménez para conseguir un resultado diferente, pero el daño ya estaba hecho.

En Guatamare se vivió una fiesta de cuadrangulares en la que Breyvic Valera y Daniel Mayora, por Bravos, junto a David Adams, de Tigres, sonaron sus primeros vuela cercas de la zafra.

Los bengalíes le quitaron el celofán al marcador en el segundo inning por cuadrangular en solitario de Adams. Pero la reacción de los de casa no se hizo esperar y en el cierre de la entrada Valera también sonó un vuelacercas hacia el jardín central.

Ramón Flores puso a Tigres arriba por la mínima en el tercero con elevado de sacrificio. Pero Mayora, que se fue de 4-2 con una anotada y dos fletadas, volvió a empatar el encuentro con bambinazo.

Por los insulares Yonny Chirinos, que se fue sin decisión, se lució en el montículo con una labor de cinco episodios en los que únicamente aceptó cuatro hits y dos carreras, mientras que guillotinó a ocho contrarios. El lauro se lo llevó Andrés Pérez (1-0) quien trabajó por un espacio de dos tercios en los que recibió par de hits y una rayita.

La derrota recayó sobre los hombros de Álex Torres, quien además de permitir dos imparables cometió uno de los tres errores de Aragua.


La cuarta carrera de Bravos hizo sonar la registradora cuando el serpentinero falló en el lanzamiento para poner out a Valera, que se había estafado la antesala en el cierre del sexto episodio.