miércoles, 26 de octubre de 2016

ÁGUILAS SE APOYÓ EN EL BULLPEN PARA DERROTAR A TIBURONES



(Prensa LVBP) La fórmula se mantiene: pitcheo y defensa. Esa es la combinación que están estableciendo las Águilas del Zulia para sacar resultados positivos en el Estadio Luis Aparicio “El Grande”. 

El equipo rapaz venció por la mínima diferencia 3-2 a los Tiburones de La Guaira en una soberbia labor del cuerpo de relevistas, que se encargó de mantener en blanco al rival por espacio de seis entradas.

Ramón García se acreditó su tercera ganancia de la zafra luego de relevar al debutante Wilfredo Boscán. El derecho trabajó por tres capítulos, en los que apenas permitió tres imparables.

Edgar Alfonzo Jr, otro que se estrenó con los zulianos en este campeonato, Francisco Buttó, Gabriel Moya y Elvis Araujo, se encargaron desde el bullpen de dejarle la escena servida a Arcenio León, quien consiguió su octavo juego salvado de la temporada en igual cantidad de oportunidades.

La defensiva zuliana se encargó de arruinar cada una de las amenazas de de la ofensiva de La Guaira. Tres doble matanzas fueron la clave para que el bullpen aguilucho evitara que los escualos aumentaran la diferencia.

La solvencia de los guantes rapaces, sirvió para que con un rally de tres anotaciones en el sexto episodio, Zulia alcanzara la duodécima victoria del Zulia, que se afianzan en el primer lugar de la clasificación de La Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

Con las bases llenas y como bateador emergente, Jesús Flores comenzó el ataque del equipo local frente a los envíos del relevista Sergio Escalona. Un infield hit trajo la primera anotación para las Águilas.

Con la casa llena Francisco Arcia se encargó de voltear la pizarra con un imparable que envió para el plato a William Cuicas y José Flores.


“Llegué al home con un plan de lo que iba a ser. Leonel Carrión (coach) prácticamente me dictó el turno antes de ir a batear y afortunadamente se dio como él me dijo y pude conectar un buen batazo”, indicó Arcia, quien selló la pizarra y el tercer triunfo en fila para las Águilas.