miércoles, 25 de mayo de 2016

Daniel Blanco, un criollo campeón en el fútbol panameño



(Caracas) Este fin de semana, el CD Plaza Amador se consagró en el Clausura 2016 del fútbol panameño con un venezolano en sus filas: Daniel Blanco, un mediocampista de gran calidad que aportó su talento y entrega para ayudar a conquistar la hazaña. Tras levantar el título, el equipo ganó la posibilidad de disputar la siguiente edición de la Concacaf Liga Campeones, competencia que da el pase al campeón de asistir al Mundial de Clubes. 

Blanco, de 25 años de edad, tuvo una participación relevante en el balompié caleño, uno en el que llegó ya arrancado el semestre (jornada 7), disputó un total de 12 partidos, siendo titular en 10 de ellos y consumando un total de 834 minutos.

El criollo se mostró contento por la conquista del título y por su rendimiento mostrado. “Estoy muy feliz, es una alegría muy grande en mi primer semestre aquí en Panamá levantar el título. Creo que ahora tenemos una gran misión que es la de la Concachampions, ya que nos ganamos el privilegio de disputar ese torneo tan importante y lo afrontaremos como este campeonato donde saldremos a dar el todo por el todo”, dijo de entrada.

Para el torneo internacional, Blanco se muestra optimista en realizar un gran papel ya que el grupo está hecho para grandes cosas. “Al equipo lo veo bastante comprometido, durante todo el semestre lo estuvo. Creo que cuando hay una competencia internacional hay que poner un extra. Sé que van a venir algunos refuerzos que van a poner su granito de arena y competir de la mejor manera en este torneo tan importante para así tratar de ganar los partidos”, apuntó.

A nivel individual, el venezolano se mostró bastante bien, jugó una buena cantidad de minutos y reconoce que su adaptación fue bastante rápida. “Me vi bien, me sentí cómodo en el equipo y todavía tengo mucho para aportar y dar. Este fue un semestre de adaptación a la liga y el ritmo de juego, pero lo asimilé de la mejor manera. El semestre que viene podrán ver la mejor versión de Daniel Blanco”, dijo ilusionado en seguir creciendo en el fútbol extranjero.

Pese haber llegado al Plaza Amador con el torneo ya en juego, el volante supo aprovechar su paso por el fútbol de Costa Rica (jugó en Barrio México) para llegar entonado a Panamá. “Llegué tarde, estuve disponible desde la jornada siete y a partir de ahí me dieron la oportunidad y me gané el puesto. Lo que me ayudó mucho fue el semestre que estuve en Costa Rica, ya que es un fútbol muy parecido al de aquí y lo que pude aportar en orden táctico y liderazgo el equipo lo asimiló muy bien y creo que ahí están las claves”.


Blanco que en el fútbol venezolano hizo vida en clubes como Caracas FC, Atlético Venezuela, Metropolitanos y Caroni FC, sabe que debe seguir trabajando y dando lo mejor de sí como en los últimos meses para ganarse un llamado en la vinotinto. “La selección es el sueño de cualquier jugador que vive de esto. Vestir la camiseta de tu país es el orgullo más grande que puede tener un futbolista profesional, pero eso no me distrae de en mi trabajo que lo hago con la mentalidad clara que es triunfar en el club donde esté y creo que cumpliendo esos objetivos puedo lograr cosas grandes”, culminó.