martes, 23 de febrero de 2016

Cinco venezolanos que ingresan a su último año de contrato



(Caracas) Como buscan hacer todos los años, los venezolanos inician la temporada de las Grandes Ligas con firmes intenciones de conseguir resultados positivos. Sin embargo, varios criollos verán la zafra del 2016 con mayor enfoque, ya que se encuentran en su último año de contrato, y necesitan rendir de gran forma para conseguir múltiples ofertas en el mercado de agencia libre.

Martín Prado / Marlins de Miami

Uno de los jugadores más subestimados y versátiles de la actualidad, se encuentran en su último año del contrato que firmó en 2013 con los Cascabeles de Arizona por cuatro años y 40 millones de dólares. Pero el veterano sigue siendo productivo, y encabeza la lista de venezolanos que estarán libres para 2017.

Sigue contando con un madero productivo que todas las campañas supera los .280 puntos por campaña y que siempre se acerca considerablemente a las 70 carreras remolcadas. El aragüeño, que cumplirá 33 años en octubre, es sinónimo de consistencia, y de tener un 2016 como nos tiene acostumbrado, le lloverán pretendientes en el mercado.

Pero el aporte de Prado no solo pasa por la ofensiva. Con el guante siempre ha resaltado por su extensión que tiene en el campo, ya que puede estar en segunda, antesala, y en las esquinas de los jardines.

Wilson Ramos / Nacionales de Washington

Más allá de las inconsistencias que se han apoderado de su carrera, el valenciano será la principal opción del próximo mercado de agentes libres para el 2017. Por eso, un buen desenvolvimiento en la campaña que está próximo a iniciar, le permitiría firmar al careta un gran contrato.

Sus capacidades defensivas y para manejar el cuerpo de lanzadores, son conocidos por distintos especialistas de las Grandes Ligas, y son capacidades que numerosas organizaciones buscan en la actualidad. Son características que ayudan a los lanzadores y a la defensiva; Ramos las tiene.

No obstante, su ofensiva es la principal interrogante, y la que le permitirá conseguir una oferta grande. El carabobeño, que solamente tendrá 29 años en 2017, solamente viene de promediar .229 en el 2015, por lo que necesita subir esos números.

Francisco Cervelli / Piratas de Pittsburgh

El receptor venezolano ha escalado de posiciones de una forma impresionante, y todo por su desarrollo ofensivo en el 2015. En su primer año como jugador de todos los días, terminó ligando para .296 con 44 remolcadas y excelente OBP de .370.

Además, sus condiciones defensivas se encuentran en la élite de la actualidad. Su comunicación, intensidad, agilidad y dominio del cuerpo de lanzadores, colocan a Cervelli como una excelente opción para los equipos que busquen un receptor para 2017. 


La única duda en él, es si podrá repetir su rendimiento nuevamente. Por eso, si el jugador de 29 años demuestra nuevamente que se trata de un jugador de todos los días, tendrá numerosos pretendientes en la agencia libre.

Gregor Blanco / Gigantes de San Francisco

El veloz jardinero será uno de los nombres interesantes para el próximo mercado de agentes libres. Por momentos ha demostrado con los colosos que puede hacerse cargo de cualquiera de los jardines todos los días, con excelentes capacidades defensivas y un madero que hace daño a su estilo.

El alcance del caraqueño es impresionante y ya ha entregado jugadas impresionantes. Asimismo, su potente brazo le permite acumular asistencias y estar sin problemas en el jardín central. 

Mientas que su ofensiva quizás no sea estelar, pero usa bien su velocidad para causar estragos. Ya sea robando bases, tocando la pelota o con sencillos dentro del cuadro, Blanco ha terminado arriba de los .260 en tres de sus últimas cuatro campañas.

Ahora en 2016, el jugador de 32 años de edad, tendrá que enseñar esa misma consistencia para acumular pretendientes.

Luis Valbuena / Astros de Houston

Aunque no haga el ruido de otros jugadores, el infielder es una interesante opción para un equipo que necesite un madero con mucho poder y que tenga la capacidad de estar en distintas posiciones del cuadro. 

El problema del nacido en Sucre es su capacidad para hacer contacto. Los ponches, y algunas deficiencias en su swing, bajan considerable te su promedio de bateo, y es la principal tarea a mejorar para el 2016. .249 y .224 son sus averages en las últimas dos campañas, no obstante, ha conseguido 53 cuadrangulares en tres años.