domingo, 7 de febrero de 2016

Aragua apaleó a Santurce y avanzó a la final





 

(República Dominicana)  La ofensiva de Aragua dio una contundente demostración y ayudó al campeón venezolano a ganarse el derecho de disputar el título de la Serie del Caribe, luego de apalear a los Cangrejeros de Santurce, 13-3, en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Los Tigres habían avanzado a semifinales, luego de terminar la primera fase del torneo con récord de 3-1. Es la primera vez que un representante de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional avanza a la final del torneo, después de instaurarse el actual formato de eliminación en 2014.

Los felinos dispararon 14 hits, seis de ellos extrabases, incluido un cuadrangular de unos 360 pies de José Martínez. Todo contra el mejor pitcheo de la competición, que apenas había aceptado 11 carreras limpias en 40 innings, antes de la jornada de hoy.

“Era lo que esperaba de la ofensiva, estructuramos al equipo para que produjera de esa forma”, destacó el manager Eduardo Pérez.

Aragua exhibió un OBP colectivo de .380, pero apenas ligó .250 (44-11) con hombres en posición de anotar, mientras que dejó a 35 corredores atascados en las almohadillas, en sus primeros cuatro desafíos. Esta tarde golpeó de 17-8 en esa situación.

“Creo que logramos ser un poco más pacientes, evitamos ser ansiosos, sin perder la agresividad en el plato”, analizó Pérez. “El jonrón de Cafecito (de tres carreras) fue en cuenta favorable de 2 y 0”.

El enorme estacazo de Martínez fue el golpe definitivo en el octavo capítulo contra un rival que estaba contra las cuerdas y había bajado los brazos mucho antes.


Marcus Walden hizo el trabajo durante 5.1 innings

El derecho Marcus Walden tiró poco más de cinco dominantes innings, en los que sorteó siete inatrapables y solo permitió una rayita.

“Walden hizo muy buen trabajo y la defensa lo respaldó, pese al error (de Hernán Pérez en el segundo). Respondió al reto. Fue un muy buen partido. Juntamos todos los factores. Justo lo que esperaba”, enfatizó el estratega Pérez.

Con el encuentro 3-1 y después de un out en el sexto, triples consecutivos de “Cafecito” Martínez y Hernán Pérez, además de un doble Teodoro Martínez, abrieron el marcador.

“Cafecito” colocó en .514 (21-11) su promedio, mientras que ha empujado siete anotaciones, lo que le convierte en candidato a Jugador Más Valioso.

“Estoy contento por lo que puedo aportar, pero sobre todo por el rendimiento del equipo. Mañana, vamos a tratar de salir agresivos y fabricar las carreras desde temprano”, apuntó Martínez, que marcó un hito en la historia del torneo.

Junto a su progenitor, Carlos Martínez, elevó a dos las parejas de padre e hijo con vuelacercas en Series del Caribe. Tony Peña la sacó dos veces (1982 y 1993), mientras que su vástago Francisco Peña lo hizo en 2013 (2 Hrs), según Quality Sports.

“No lo sabía y solo puedo estar orgulloso. Desde que mi padre se fue, tanto Teodoro como yo hemos hecho lo posible por dejar su nombre en alto y terminar lo que él no pudo hacer”, apuntó el jardinero.

El relevo de Aragua completó la labor de Walden, que le dio al manager Pérez el número de capítulos al que aspiraba, cuando le entregó la responsabilidad de subir al montículo en un encuentro de eliminación directa.

    “Estoy contento por lo que puedo aportar, pero sobre todo por el rendimiento del equipo".

    JOSÉ MARTÍNEZ

“Traje a (Ronald) Belisario en el noveno porque es el tipo de lanzador al que tienes que darle trabajo a diario. A pesar que le fabricaron una carrera, solo hizo 18 pitcheos y estaba pautado que no pasara de 20. El domingo estará disponible”, glosó Pérez.

Santurce se despidió del torneo sin la posibilidad de reeditar el cetro que conquistó en 2000, en Santo Domingo, bajo la égida Mako Oliveras. Esa fue la última vez que un representante de Puerto Rico ganó el Clásico Caribeño.

“No había margen de error en este partido y jugamos como nunca lo hicimos en el torneo, muy mal”, se lamentó Javier Vásquez, piloto boricua. “Creo que las tres primeras entradas marcaron la pauta de lo que sería el juego. Nuestros lanzadores estuvieron debajo en la cuenta contra siete de los primeros 14 bateadores a los que se enfrentaron. En lugar de poner la bola en zona baja, la dejaron alta, buscando ponches, no rodados. El rival nunca desperdició eso. El resto fue culpa mía, traje a los lanzadores que no debía usar en las entradas equivocadas”.

La línea central de Santurce cometió cuatro costosas pifias. Dos del camarero José Lozada, una del campocorto Ozzie Martínez y otra del jardinero central Henry Ramos.

“Yo agregaría una quinta. El center field ha debido cortar el batazo de Martínez (en el sexto). No puedes jugar de esa manera en un compromiso como este”, agregó Vásquez.

Ahora, Aragua tendrá la posibilidad titularse por primera vez desde 2009, el año en que Venezuela alcanzó su último cetro. Aunque, ningún campeón de la LVBP se ha coronado en tierras dominicanas en los anales del evento.

“Llegamos hasta aquí. Ahora queremos ser campeones. Ese era el objetivo para el que nos preparamos”, destacó Hernán Pérez.