martes, 26 de enero de 2016

LOS TIGRES NO SE RINDEN Y NIVELARON LA SERIE FINAL



(Maracay) Tras estar al borde del abismo en el noveno episodio del tercer juego de la Serie Final, el domingo, los Tigres dieron una respuesta contundente y este lunes ganaron su segundo encuentro de manera consecutiva, contra los Navegantes del Magallanes, para igualar el Clásico de Enero 2-2. 

Cargados de una poderosa energía luego de remontar una diferencia de tres carreras hace dos noches para evitar caer en ese momento a 0-3 en la serie, la novena que dirige de manera interina Clemente Álvarez demostró que tiene material para seguir peleando por el campeonato y venció, 6-2, a los valenciano, en el Estadio José Pérez Colmenares.

“Había que atacar rápido al abridor rival para enfrentarnos al bullpen. Lo pudimos sacar temprano ya que habíamos estudiado sus envíos y todo nos salió bien durante el partido”, destacó Eduardo Pérez, que cumplió su tercer juego de suspensión de los cuatro que le impuso la LVBP.

Siguiendo con el empuje del jonrón de Alfredo Marte en el episodio 12 del tercer juego, que dejó en el terreno a los navieros, los aragüeños marcaron tres rayitas en el primer episodio, contra el abridor Orlando Lara, que solo pudo sacar dos outs.

La primera carrera llegó por sencillo de Marte al jardín izquierdo, batazo que le pegó en el guante y siguió de largo a Jairo Pérez, lo que permitió que anotara Juniel Querecuto desde la segunda base. Dariel Álvarez prosiguió el ataque con hit impulsor al jardín central, mientras que Marte anotó la tercera del inning tras roletazo de Guillermo Quiroz al campocorto.

Mientras, el abridor mexicano José Oyervides mostró el mismo empuje desde la lomita. Luego de una negativa primera presentación en la semifinal, contra los Tiburones de La Guaira, se convirtió en el primer iniciador de los bengalíes en lanzar al menos cinco episodios desde el 13 de enero.

“Lo más importante fue mantener a los rivales fuera de balance. Hubo un buen trabajo, no fueron puras rectas que tiramos. Utilizamos muchas curvas, muchos cambios de velocidad. Creo que eso fue importante”, explicó el derecho mexicano, que solo concedió una rayita producto de un jonrón de Jairo Pérez en el segundo inning.

Aprovechando nuevamente las pifias de la defensa navegante, los Tigres anotaron una más en cuarto acto. Hernán Pérez se embasó por error en tiro del primera base Mario Lissón y llegó a tercera gracias a sencillo de Sandy León, más tarde anotaría por balk del relevista Pedro Hernández.

La estocada final la dio Carlos Sánchez, que en la importante remontada de hace dos noches, también fue protagonista. Con corredor en la segunda, Sánchez destapó su primer jonrón de la Serie Final y el cuarto en la postemporada, al sacar la bola por todo el jardín derecho contra el relevista Deolis Guerra.

“Estaba buscando un pitcheo del medio para adentro, para mover al corredor, y gracias a Dios salió ese batazo, para aumentar la ventaja del equipo. Eso nos dio calma”, explicó el camarero aragüeño. “Estoy jugando muy concentrado y le doy las gracias a los Tigres por darme la oportunidad de jugar mi primera final en Venezuela”.

Magallanes anotó su segunda carrera en el octavo episodio con doble de Adonis García, que sirvió para impulsar su primera carrera de la final.

El ataque de los Navegantes se quedó hasta allí, luego de un gran ponche de Johan Yan a Frank Díaz y un noveno inning sin problemas para Ronald Belisario, quien venía de lanzar tres innings en la víspera y cuatro en los últimos dos juegos.

Carlos Sánchez despachó su primer jonrón de la Serie Final

La serie, que descansa este martes, se reanudará el miércoles, de nuevo en el José Pérez Colmenares, para luego mudarse, el jueves, al José Bernardo Pérez de Valencia.


“Soy cristiano, oro mucho durante todo el juego, porque es la forma que tengo de levantar en los momentos difíciles. Muchos se imaginan que son cábalas. Estoy orando tres o cuatro horas, los nueve innings, por el manager y los muchachos. No lo esperaba (superar todas las adversidades), pero sí lo esperaba. Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Empatamos la serie y ahora vamos a hacer todo lo posible por lograr ese título”, confesó Álvarez, que dirigió su tercer juego de la serie en lugar de Pérez.