domingo, 24 de enero de 2016

CLEMENTE ÁLVAREZ ASUME CON TRANQUILIDAD EL RETO DE SER MANAGER



(Valencia) En menos de un mes, Clemente Álvarez se ha vuelto una de las piezas más importantes dentro del cuerpo técnico de los Tigres de Aragua. 

Tras estar fuera del beisbol por seis años, el ex receptor asumió en enero el puesto de coach de banca de los aragüeños, tras la salida de Alex Delgado, luego dirigió un compromiso de la primera serie de playoff contra los Bravos de Margarita, debido a un malestar físico del manager Eduardo Pérez, y ahora deberá asumir el mando de la cueva bengalí por los próximos cuatro choques.

Todo esto luego de que el estratega Pérez, fuera suspendido hoy por cuatro compromisos y no pueda dirigir a los bengalíes hasta el próximo jueves, en un hipotético sexto juego contra los Navegantes del Magallanes.

“Tuve la oportunidad de dirigir al equipo apenas llegué. Así que no será nada extraño”, destacó Álvarez. “Cuando estás en este medio, conoces el beisbol, qué es lo que se hace en estas circunstancias. La pelota te dicta los movimientos que debes hacer en las diferentes situaciones. Tienes que concentrarse mientras el juego vaya avanzando”, destacó Álvarez, que vistió por espacio de 19 campañas el uniforme de los Navegantes y tuvo la oportunidad de dirigirlos brevemente durante la década pasada.

“Es una responsabilidad. Son cosas que pasan y el conocimiento que tengo del juego me ayudará. Claro, no desempeño el cargo de manager, pero he estado bastante involucrado respecto a las cosas que hace Eduardo Pérez, aunque llegué un poco tarde”, explicó Álvarez, que tendrá un reto complicado ya que deberá dirigir para darle vuelta a la serie.

“Tenemos las piezas, el equipo y solamente nos queda jugar el beisbol como se debe, haciendo las pequeñas cosas. Si el pitcheo responde, creo que vamos a tener chance de vencer a Magallanes”.

Por su parte, Pérez no dudó en poner toda su confianza en la figura de Álvarez, un conocedor del juego.


“Clemente es un hombre de beisbol. Ambos concordamos con muchas decisiones y me siento tranquilo con él allí. Me preocupa, claro, los muchachos se sienten mal por lo que ocurrió y eso me inquieta. Ellos están preocupados que no esté con ellos, pero sé que van a estar bien con Clemente”.