martes, 1 de diciembre de 2015

Duplas venezolanas de voleibol de playa están listas para concretar cupo a Río 2016



(AVN) Desde este martes las duplas venezolanas de voleibol de playa comenzarán un nuevo programa de entrenamientos y preparación, con el objetivo de conseguir la clasificación a los Juegos Olímpicos Río 2016, en la que Venezuela tiene opciones de concretar al sumar puntos a través del ranking olímpico provisional y/o durante su participación en la Copa Continental que se jugará en Chile en 2016, con fecha aún por definir. 

Venezuela tiene dos posibilidades de clasificar a Río. La primera es a través del ranking olímpico provisional, en el que clasifican los primeros 17, y la Copa Continental que da cuatro cupos. Si los venezolanos que integran la dupla 1 del país obtuvieren un cupo por esta vía, otra dupla nacional tendría la opción de buscar clasificar a través de la Copa Continental.

Actualmente, Venezuela ocupa la casilla 18 del ranking olímpico provisional con 3.236 puntos. El puesto 17 lo tiene momentáneamente la pareja de Canadá, integrada por Josh Binstock y Kantor Schachter, con 3.300 unidades.

En visita a la sede de la Agencia Venezolana de Noticias en Caracas, los voleibolistas venezolanos: el juvenil José Gómez y el mayor Jesús Villafañe, hablaron sobre los resultados obtenidos este 2015, año en el que Venezuela, representada por la dupla número 1 del país, integrada por Villafañe y Jackson Henríquez, ambos dirigidos por el técnico Mauro Hernández, lograron, por primera vez, participar en todos los abiertos del Tour Mundial y en todas las paradas del Circuito Suramericano.

Sobre la concentración que iniciarán las cuatro duplas masculinas venezolanas, desde este martes, en Valencia, estado Carabobo, Villafañe resaltó: "La preparación de nosotros ha sido bastante buena, hemos hecho muy buenos resultados, tenemos un excelente entrenador, Mauro Hernández, quien está dirigiendo la selección nacional; y desde ya estamos preparándonos para la siguiente temporada del 2016, que esperamos esté llena de éxitos y buenos resultados".

Jesús buscará junto con Jackson uno de los cupos a la máxima cita olímpica, la cual depende de alcanzar al menos cuatro buenas presentaciones en los 10 abiertos que se llevarán cabo entre enero y mayo de 2016, y en el que deben ubicarse entre los 10 primeros de al menos cuatro o cinco de cada un de ellos para conseguir sumar los puntos necesarios que les permitan entrar a Río por esa vía.

El primer abierto será en la ciudad de Vitoria, Brasil del 26 al 31 de enero;  le sigue Kish Island, Irán, del 15 al 19 de febrero; Maceio, Brasil, del 23 al 28 de febrero; Doha, Qatar, del 4 al 8 de abril; Xiamen, China, del 12 al 16 de abril; Fuzhou, China, del 19 al 23 de abril; Fortaleza, Brasil, del 26 de abril al 1° de mayo; Sochi, Rusia, del 3 al 8 de mayo; Antalya, Turquía, del 11 al 15 de mayo; y Praga del 24 al 29 de mayo en República Checa.

"Nunca nos habíamos visto tan cerca de la clasificación por el Tour Mundial, hace unos tres o cuatro meses (atrás) estábamos de 14 en el ranking olímpico, estábamos clasificados, pero tuvimos un bajón en las etapas de Brasil, de Polonia y de Turquía, por una pequeña lesión que tuvo Jackson en la rodilla, no pudimos avanzar de ronda en los tres eventos y eso fue bastante fatal para nosotros, pero nos recuperamos en Qatar donde obtuvimos un quinto lugar", recalcó Villafañe en referencia al abierto de Doha, realizado en Qatar, y que fue el último evento del Tour Mundial 2015, realizado del 10 al 13 de noviembre pasado.

Duplas en ascenso

Por su parte, José Goméz, quien ganó la medalla de plata junto a Rolando Hernández en los II Juegos Olímpicos Juveniles Nanjing 2014, comentó que los entrenamientos en Valencia se basan en "una concentración ardua con todo el cuerpo técnico y con todo el equipo de trabajo. Sabemos del gran compromiso que nos viene en el 2016, y por eso, el día de mañana (martes) comenzarán los entrenamientos con base en los 10 eventos que vienen el año próximo, rumbo a Río".

La selección nacional tiene entre sus atletas destacados, además de los ya mencionados: Jesús Villañafe, Jackson Henríquez, José Gómez, y Rolando Hernández; a los voleibolistas Igor Hernández, Leónard Colina, Jónatan Golindano, Róland Fayola, entre otros.

En ese sentido, acotó que durante los entrenamientos, las duplas emergentes en el renglón masculino de Venezuela, entrenan y se apoyan de los más experimentados, como Villafañe y Henríquez, quienes los ayudan a mejorar su nivel de juego y a tener mayor roce y fogueo para enfrentar los torneos internacionales.

En el caso de las otras tres duplas venezolanas, Gómez comentó que ya han participado en los últimos tres abiertos del Tour Mundial 2015, y en el Circuito Suramericano; y en 2016 se sumarán al Tour Mundial para además de continuar su formación, apoyar a la dupla 1 que es la que está más cerca de conseguir el boleto a Río.

Venezuela clasificó por primera vez a unos Juegos Olímpicos en la categoría de voleibol de playa, en la edición de Londres 2012, con la participación de Villafañe en compañía de Igor Hernández.

Carrera de sacrificios

La preparación constante que mantienen los atletas venezolanos del voleibol de playa para lograr su objetivo máximo: la clasificación a los Juegos Olímpicos, ha significado una carrera de sacrificios entre muchos viajes y escalas en aeropuertos, que los mantienen alejados de sus familias, y que a pesar de ello, los impulsa para dar el todo por el todo por su país.

"Es un sacrificio, representamos a un país de millones de venezolanos, somos voleibol, sabemos que tenemos que hacer ese sacrificio. Como nos la pasamos de continente en continente, muchas veces no vemos a nuestras familias en meses, aunque siempre hay tiempo para compartir con ellos. Sin embargo, este es nuestro sueño: llegar a unos Juegos Olímpicos (...) es un sacrificio que después te lleva a una alegría que la disfruta el país, junto con la familia, tus hermanos, tus compañeros, el cuerpo técnico y todo el cuerpo de trabajo", resaltó Gómez al hablar sobre su pasión por este deporte.

Sobre este aspecto, Villafañe resaltó el apoyo logístico y financiero que ha prestado el Estado venezolano a través del Ministerio para la Juventud y el Deporte (Mindeporte), que ha sido consecuente con la selección nacional.

"El apoyo ha sido excelente, quiero agradecer al Ministerio del Deporte por el apoyo que nos ha brindado este año (…) sin su apoyo hubiese sido muy difícil para nosotros llegar a todos los eventos del Tour Mundial; este año batimos récord porque fuimos a todos los eventos, y todas fueron por el apoyo del Ministerio", comentó Villafañe.

Deporte de pasión

El voleibol de playa, un deporte que no es común entre los pobladores de Venezuela, es la pasión tanto de Villafañe como de Gómez, desde su infancia, en la que iniciaron en el tradicional voleibol de cancha, en su estado natal, Barinas.

"En mi caso, yo jugaba cancha, no me gustaba mucho el voleibol de playa, era prejuvenil y hubo un Nacional Sub 23 en Margarita y uno de los jugadores de la dupla juvenil que tenía la edad para ir al Nacional se lesionó. Yo era el capitán del equipo de cancha, conversaron conmigo y me preguntaron si podía practicar unas dos o tres semanas. (...) Participé e hicimos un quinto lugar en un torneo de 32 equipos", rememoró Villafañe.

Asimismo, mencionó que combinaba las dos categorías de voleibol, "hasta que llegó un momento en que me fui por lo que sería mi pasión: el voleibol de playa".

Por su parte, Gómez, proveniente de un pueblo barinés llamado Toruro, comentó que su madre fue jugadora de voleibol, lo cual contribuyó a que desde la infancia dividiera su tiempo entre las canchas de piso y de arena.


Su motivación era tal que antes de formar parte de la plantilla de jugadores de algún equipo o selección, llegaba primero que los demás: "Eran las 2:00 de la tarde, tenía yo como siete años y ellos (los jugadores) llegaban que si a las 3:00, 3:30 de la tarde y yo permanecía en un 'banquito' para pasarles pelotas (...). Desde entonces definí el voleibol de playa como mi deporte".