martes, 8 de diciembre de 2015

ALEX CABRERA DISPARÓ EL JONRÓN 135 DE SU CARRERA VICTORIA DE TIBURONES



(Caracas) Con tres carreras remolcadas y su cuadrangular 135 de por vida, Alexander Cabrera fue el catalizador del triunfo de Tiburones de La Guaira, 10-4, contra los Tigres de Aragua, en el Estadio Universitario. 

En el cierre del primer inning los salados comenzaron su accionar al marcar tres anotaciones frente al lanzador Freddy García.

Luis Sardiñas fue el primero en pisar el home, con imparable de Alex Cabrera. Luego, Alberto González, que se había embasado por error del derecho García, llegó al plato con un incogible de José Martínez. Un elevado de sacrificio de César Suárez, que engomó al Samurái, alejó el partido 3-0.

En el quinto capítulo, el conjunto bengalí explotó al lanzador norteamericano Tyler De Loach, con cuatro anotaciones.

Guillermo Quiroz comenzó el desfile de corredores por parte de los aragüeños, al ser golpeado por el zurdo. Posteriormente, Ben Guez y Argenis Díaz recibieron pasaportes consecutivos para así congestionar las almohadillas.

Con tres hombres en circulación, le tocó el turno a Wuilmer Becerra, que impulsó la primera anotación con un rodado al campocorto.

La amenaza de los dirigidos por Eduardo Pérez continúo con infieldhit de Hernán Pérez, que produjo la segunda rayita.

Josmil Pinto colocó arriba a los maracayeros, con imparable al left field, que fletó a Becerra y Martínez, que se había embasado por jugada de selección.

Pero los de casa no se amilanaron y en la parte baja del quinto se volvieron a ir arriba 7-4.

Reegie Corona negoció boleto, avanzó con robo a la segunda base y llegó a la antesala con roletazo de Luis Sardiñas y pisó el plato, amparado en doble de Alberto González.

Entonces, Cabrera despachó un cuadrangular de dos carreras. Fue su estacazo número 11 de la campaña, líder de la temporada, y el 135 de por vida.

Yonathan Daza sumó una más para los Tiburones en el sexto tramo, con un doble impulsor de Corona.

La novena carrera de los de casa llegó en el séptimo capítulo. Carlos Arroyo, que había sustituido a Sean Burroughs, llegó al plato con un wild pitch del lanzador Alexis Rivero.

En el octavo, Tiburones volvieron a sonar la registradora. Corona pegó un biangular, con dos outs. Sardiñas disparó un imparable al left field y el corredor se movió a la antesala, pero una pifia de Becerra hizo que Corona llegará al home.


Ramón Ramírez se adjudicó la victoria, al lanzar por espacio de dos capítulos, en los que no toleró carreras ni imparables, ponchó a dos adversarios y golpeó a un bateador. García cargó con el revés.