viernes, 27 de marzo de 2015

Criollos a fajarse duro en el beisbol japonés



(EFE) Este viernes 27 de se inició en Japón una nueva temporada de la Nippon League Baseball (NPB), torneo considerado por muchos como el de mayor nivel en importancia en el mundo, luego, por supuesto, de las Grandes Ligas de Estados Unidos. 

“Siempre ha sido un beisbol que está por debajo de las Grandes Ligas, pero por encima de la triple A, es como una cuatro A, es muy competitivo de gran nivel deportivo”, comentó Álex Ramírez, el famoso “Ramichán”, que por 13 años jugó en ese circuito y gestó varios lideratos históricos para extranjeros.

Un total de ocho venezolanos verán acción, tras más de un mes de pretemporada.

Con una larga campaña regular de 144 juegos en ambas ligas, 12 equipos (seis por cada una: Central y Pacífico) y una ronda final al estilo de la Serie Mundial de la MLB –se miden los ganadores de las dos llaves– llamada Serie de Japón, el torneo nipón ha ganado notoriedad en los últimos años por el nivel mostrado por la selección de ese país en los Clásicos Mundiales y por los peloteros que han migrado al beisbol de Estados Unidos con contratos millonarios, tras brillar en la NPB,_como Yu Darvis y Masahiro Tanaka.

Además, la cultura deportiva en Japón se diferencia notoriamente del llamado beisbol organizado, por lo que no todos los extranjeros triunfan por esos lados.

“Es muy difícil mantenerse, tienes que tener mucha dedicación, ya que los japoneses se enfocan mucho en la parte física; de verdad que son muy estrictos, si no tienes disciplina, no vas a durar mucho en este nivel”, comentó Aarom Baldiris, el criollo que jugará su octava temporada en ese beisbol.

“Aquí el nivel es muy fuerte, a diferencia de Estados Unidos. El pitcheo por acá no depende tanto de la recta, aquí usan todo tipo de lanzamientos y por lo general caen siempre en strike, son muy agresivos en todos los conteos”, prosiguió el criollo.

“No todo el mundo batea en esta liga, por eso algunos importados se equivocan con Japón y no duran mucho”.

Venezolanos en acción:

José Celestino López (Estrellas de DeNA): El jugador de cuadro anzoateguiense va a su tercera campaña en Japón, la primera con las Estrellas, tras dos años con los Gigantes de Yomiuri, en los que dejó average ofensivo de .275, 40 jonrones y 112 remolques en 255 juegos, así como ganó un Guante de Oro defendiendo la inicial. En la pretemporada ligó .390, con doce fletes.

Guillermo Moscoso (Estrellas de DeNA): El exgrandeliga viene de una temporada de altibajos con el DeNA. En 24 salidas dejó récord de 9-9, con 3.39 de efectividad, con 45 boletos otorgados y 96 ponches propinados en 146 episodios de trabajo. Con una buena pretemporada, el criollo forma parte de la rotación de abridores del conjunto que cuenta con un  superávit de foráneos.

Aarom Baldiris (Estrellas de DeNA): Tras el retiro de Álex Ramírez, Baldiris se convierte en el más veterano del contingente criollo, con siete temporadas diputadas en ese beisbol. A_sus 32 años, el antesalista tuvo su tope de producidas hace dos años con los Búfalos de Órix, cuando remolcó 92. En la primavera ligó para .375, con par de cuadrangulares.

Jesús Guzmán (Carpas de Hiroshima): El exbigleaguer prefirió mudarse para un beisbol mejor remunerado, tras sus últimos años de altibajos en las mayores. Pese a que competía con el dominicano Ráinel Rosario por un lugar entre los cuatros foráneos       (tenías seis en la pretemporada)_la lesión del inicialista norteamericano Brad Eldred le abrió las puertas de esa posición a Guzmán, por lo que ahora ambos estarán en play.

Ernesto Mejía (Leones del Seibú): Su actuación en Japón la temporada pasada fue histórica. Llegó a mitad de torneo y a la larga se quedó con el liderato de jonrones de la liga con 34 estacazo. A principios de la pretemporada se especuló mucho en referencia con su sobrepeso, pero con el paso de los días reafirmó su condición de slugger, para lo que será su segunda campaña en el beisbol nipón.

Víctor Gárate (Luchadores de Nippom Ham): El relevista zurdo inició la campaña pasada con los Saraperos de Saltillo en México, pero a mitad de torneo consiguió contrato con el conjunto Eda Rhinos de Taiwán, donde se mostró en la vitrina del beisbol oriental, al punto de ser contratado para esta campaña por los Luchadores de Nippon Ham. Esperan mucho de él en el bullpen.

Édison Barrios (Halcones de Fukuka): En los últimos tres años ha trabajado en las granjas de los Halcones de Fukuoka, con cinco salidas en el equipo grande entre 2013 y 2014. El equipo lo renovó por un año y $250 dólares, tras su buen spring training (2-1, 11 K, 7_BB y 4.41 EFE). Estará en róster de 70, pero de forma esporádica.

Francisco Caraballo (Búfalos de Órix): El jardinero fue invitado a ganarse un cupo en la primavera con los Búfalos de Órix y lo logró. Ya defendió los colores del equipo en 2010 y 2011 y viene de dos grandes temporadas en el circuito independiente BC League, lo que propició su regreso a la liga grande.