miércoles, 21 de agosto de 2013

Intensidad defensiva y unidad caracterizan a la preselección nacional




(Caracas) Una práctica vespertina intensa y con breve acceso a los medios de comunicación experimentó la preselección nacional de baloncesto, hoy en El Poliedro de Caracas, sede del Premundial Caracas 2013 desde el 30 de agosto.


Luis Bethelmí, jugador de Cocodrilos de Caracas, aseguró que la preparación fue muy buena en EEUU y España. "Estamos un poco ansiosos, sabemos que las entradas están vendidas y que el público espera mucho de nosotros. Ya sabemos que tenemos problemas en la pintura, por eso debemos aprovechar la velocidad de los pilotos y los aleros. Si nosotros defendemos y enfrentamos la velocidad, vamos a lograr el objetivo".



El jugador sostuvo que la preselección es una familia, hay mucha unión. Se decía que los jugadores de Marinos y Cocodrilos no podrían trabajar junto y eso no ha sido así. "Todavía no sabemos si Greivis Vásquez juega o no juega, lo que nos ha dicho el Ché es que somos los que somos".



Por su parte, Miguel Marriaga de Marinos de Anzoátegui, confesó estar a un 80 o 90 por ciento de su condición física. "Gracias al Dr Juan Letizia y al terapeuta Carlos Sarmiento he mejorado mucho. Cuando me llamaron de la selección, estaba muy adolorido de la espalda en mi casa. Aun tengo un poco de molestias. Este es un grupo unido y humilde, que quiere hacer las cosas". 



Por último, el novato Lenín López de Cocodrilos dijo que estar aquí con la selección ha sido una gran oportunidad. "Este ha sido un gran año para mí. Cuando me cortaron y me volvieron a llamar no lo podía creer, pero llegar a España fue un gran estímulo. El Ché me ha dicho que internacionalmente me conviene convertirme en piloto y hacia allá estoy dirigiendo mi carrera".



Esta noche entre 8 y 10 pm, la preselección volverá al tabloncillo de El Poliedro.