viernes, 15 de febrero de 2013

César Baena se propone lograr ahora en Surámerica un nuevo récord mundial en esquí



(AVN) El esquiador venezolano César Baena aspira a conseguir su segundo Récord Guinness, pero esta vez lo visualiza en Suramérica.

La meta de este caraqueño es mantenerse en forma y aprovechar tanto los paisajes como las rutas latinoamericanas para demostrar que se puede esquiar aún sin nieve.
"Ya lo hice en Europa y por qué no hacerlo en América Latina, creo que sería muy interesante", dijo Baena durante una entrevista en el canal Venezolana de Televisión.

El recorrido no está definido debido a que el plan aún no tiene fecha, pero está entre los objetivos de este atleta que el año pasado escribió el nombre de Venezuela en el libro de récords mundiales al esquiar sobre asfalto desde Suecia hasta Noruega, completando un tramo de 2.303 kilómetros, culminando así su recorrido el 5 de julio, día de la independencia nacional.

"Estoy pensando en que este nuevo recorrido puede contemplar las islas del Caribe y los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestraamérica (ALBA)", comentó.
Hace seis años, Baena soñaba con ser uno de los esquiadores de elite mundial y hoy día es el único del continente suramericano en asistir a copas del mundo, e incluso el único referente venezolano en su disciplina.

"Para conseguir ese récord fueron más de 156 horas de entrenamiento, dormimos todo el tiempo en carpa, comíamos enlatados y teníamos un equipo que filmaba todo y tomaba fotografías del recorrido para enviarlos a la sede de los Guinness, no fue fácil porque a veces hacía mucho frío y también llovía, pero lo logramos", contó.

El esquiador agradeció a las embajadas de Suecia, Rusia e Irán por el valioso apoyo que ha recibido durante su carrera como deportista, al tiempo que hizo un llamado para que las autoridades nacionales lo ayuden con recursos para cumplir con su ciclos de entrenamiento.

"La gente cree que uno está bien por allá y que no hace falta nada pero la verdad es que se requiere de mucho apoyo financiero para poder sostenerse, ya no se trata de mí, no es solamente César Baena es todo un país que va conmigo cuando compito y ya la gente me respeta cuando llego a la pista", agregó.
Los atletas de alto rendimiento en Suecia y Rusia compiten todos los fines de semana para mantenerse en forma y aprovechar el invierno. Todos ellos, igual que Baena, tienen como meta ser uno de los esquiadores presentes en los Juegos Olímpicos de Sochi en el 2014.

"El esquí no es un deporte elitesco hay que sacarse eso de la cabeza y romper con ese paradigma, la gente en Europa lo hace por diversión y en Rusia es una actividad normal en los parques durante el invierno".
Recientemente el caraqueño tuvo la oportunidad de competir en una Copa del Mundo en Rusia, donde compitió en la pista que usarán el año entrante para los olímpicos de invierno.  "Fue una experiencia maravillosa, cuando llegué me dijeron: ¡guao! estás en una copa del mudo, y eso fue muy alentador para mí".
Con su tenacidad y disciplina, el criollo se ha ganado su lugar y el respeto de un gremio que hoy día lo toma en cuenta e invita a diversas carreras "por lo que debo buscar la manera de estar siempre en forma y listo para todo lo que venga. Ya somos potencia y estamos exportando la óptica correcta de lo que es Venezuela".