miércoles, 23 de enero de 2013

Aquel inolvidable juego del "Látigo" Chávez

 
(AVN) El recordado pitcher Isaías "Látigo" Chávez tuvo su mejor juego tal día como hoy, un 23 de enero de 1968, en una memorable faena sobre el montículo registrada en el parque Universitario de Caracas.
Esa noche, Chávez, lanzador de Magallanes, pero reforzando al Caracas, lanzó un juego completo de un hit frente al Valencia. Esta exhibición sobre la lomita es considerada una de las más brillantes actuaciones de pitcher alguno en Venezuela.

En su recopilación Momentos Inolvidables del Béisbol Profesional Venezolano 1946-1984, el escritor venezolano Alexis Salas lo narra así: "Después de retirar al primer bateador Teolindo Acosta en inning inicial, Gustavo Gil alcanzó la primera base por infield hit. De ahí en adelante el Látigo retiraba a los 25 bateadores restantes en forma consecutiva".

El otro pelotero que pisó la almohadilla de primera fue Teolindo Acosta, quien se embasó por error del camarero Octavio Rojas en el noveno inning.

Según el texto, sólo 5 peloteros pudieron llevar la bola a los jardines. Tres al izquierdo y dos al bosque derecho. Los otros jugadores fueron dominados de la siguiente forma: 15 outs en la primera base (5 rollings a segunda; 6 rodados al campo corto, 1 roletazo al lanzador, 2 al inicialista sin asistencia y un foul fly a primera). 3 outs con la combinación del inicialista Gonzalo Márquez y el tirador Chávez, un ponche, un out forzado por la vía 14 (del pitcher al segunda base) y un fly al short stop.

"A base de una veloz recta e inmensa slider que esa noche resultaron casi imposible de batear", obtuvo su triunfo inolvidable, escribió Alexis Salas en su libro.

El juego terminó a favor del Caracas 3-0 sobre Valencia, y el legendario jardinero Víctor Davalillo destacó al sacar jonrón y remolcar una de las anotaciones para colaborar en el triunfo.

El "Látigo" Chávez, conocido con ese mote por la fuerza de su brazo, murió el 16 de marzo de 1969, a los 22 años, en un accidente aéreo de la historia venezolana, cuando un avión de Viasa se precipitó sobre un caserío cercano al aeropuerto Grano de Oro de Maracaibo, donde fallecieron todos sus ocupantes y algunas familias del lugar.

En el mismo siniestro perecieron Antonio Herrera (dueño de los Cardenales de Lara) y Carlos Santeliz (mejor novato de la zafra 1967-68).

Breve carrera

Néstor Isaías Chávez Silva, nació en Chacao, estado Miranda el 6 de Julio de 1.947, era el segundo de ocho Hermanos.

Inició su carrera como pelotero aficionado con el equipo Los Celis. Además de lanzador era buen jardinero y un buen bateador.

A los 18 años dio el salto a la pelota profesional (1963-64), jugando 7 encuentros con el Orientales. Luego, llegaría al equipo que le dio la fama, los  Navegantes del Magallanes hasta el 1968. Con esa novena se convirtió en uno de los peloteros más carismáticos de todos los tiempos.

"Solo anuncio del El Látigo como abridor aumentaba la afluencia de aficionados a los parques. En su época, sólo Víctor Davalillo logró mover multitudes como él", expresó en una crónica el destacado periodista carqueño Humberto Acosta.

Chávez firmó en el 1964 (con 18 Años) contrato de ligas menores con los Gigantes de San Francisco de las Grandes Ligas. En el Waterburry, filial de los californianos en 1967 dejó registro de 12-5, efectividad de 1.79 y 102 ponches, por lo que los Gigantes los subieron a las mayores, donde conocería a su ídolo el pitcher dominicano, Juan Marichal.

Fue el 9 de septiembre de 1967, a los 19 años, cuando se convirtió en el venezolano número 15 en debutar en la pelota estadounidense.

De acuerdo al portal Baseball-Reference.com, que recopila estadísticas históricas de las Grandes Ligas, Chávez se estrenó frente a los Cachorros de Chicago, lanzó un episodio y enfrentó a 7 bateadores, permitió 2 hits, 2 carreras, dio un boleto y recetó un ponche.

Su próxima salida fue el 30 de septiembre de esa misma zafra ante los Filis de Filadelfia. Logró el triunfo al lanzar 4 entradas completas sin aceptar carreras y propinar dos ponches. Se midió a 15 rivales.
De por vida en Grandes Ligas dejó marca de 1-0 en dos presentaciones, con 5 innings de labor, admitió 4 hits, 2 carreras, regaló 3 boletos y ponchó a 3 adversarios.

Ese mismo año tuvo molestias en el codo  de su brazo derecho, pero aún así lanzó más de cien entradas con Magallanes. El fuerte trabajo en la liga venezolana le agravó la lesión en su codo y en marzo del 1968 fue bajado por San Francisco a las menores.

Decidió operarse el codo y  no pudo jugar la temporada 1968-1969 con el Magallanes.
La operación resultó un éxito y tras recuperarse quiso viajar de nuevo a la pelota norteamericana, pero la vida le tenía otro destino. Su repentino adiós dejó a la afición con la incógnita de saber cuán alto hubiese llegado en el béisbol.

"Látigo" descolló por su gran control en la loma, no poseía una recta humeante, pero era inteligente y sabía lanzar.

Su último triunfo

El derecho de Chacao, contando con 22 años y siete meses, lanzó y ganó su último juego en Venezuela. Fue el 11 de febrero de 1968 uniformado con los colores de Venezuela.

En aquel recordado juego, Chávez lanzó con el equipo venezolano ante una selección de Puerto Rico en una Serie Internacional, organizada por el recordado periodista y comentarista deportivo Carlos González.

En ese juego participaron los mejores peloteros criollos y boricuas del momento, además fue también la última vez que la leyenda puertorriqueña Roberto Clemente se dejó ver en nuestro país.

"Látigo" Chávez fue el lanzador ganador y el choque terminó a favor de Venezuela 5 carreras por 1.