miércoles, 9 de enero de 2013

Águilas 7 – Cardenales 1




(Maracaibo) Las Águilas del Zulia demostraron hoy que son mucho más que Ernesto Mejía. Los rapaces vencieron 7 carreras por 1 a Cardenales de Lara, en el estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo, sin su principal artillero, que debió ausentarse para cumplir unos compromisos personales en Caracas y por retrasos en su vuelo llegó a mitad de juego.

Sin embargo, y pese al amplio marcador, la ofensiva no fue la protagonista. Tomás Solis, pitcher mexicano que tomó el lugar de Daryl Thompson, realizó su primera apertura  de la postemporada y lo hizo impecablemente. El derecho tiró 5.2 episodios en los que esparció seis hits y una carrera. De hecho el único daño que recibió el azteca fue un bambinazo de Robert Pérez en el quinto, que también significó la única anotación de los pájaros rojos.

“Varié mis pitcheos. No soy un tipo de velocidad”, contó el diestro, que le ganó el duelo al dominicano  Yohan Flande,  a la televisión después del encuentro. “No tenía conocimientos previos de lo que era esta liga. Yo sólo me puse al corriente con mis compañeros y traté de analizar más o menos a cómo eran los bateadores de aquí con el partido contra Magallanes de ayer (lunes)”.

Además, Solis pudo lanzar con tranquilidad porque su equipo lo apoyó defensivamente en las primeras cuatro entradas y a partir del cuarto también con los maderos. José Flores, Sandy León y Freddy Galvis se unieron para impulsar cinco carreras. Las tres primeras llegaron con sencillos, ambos con las bases llenas, y luego Galvis coronó el rally con un triple que terminó de barrer las almohadillas.

“Nosotros aprovechamos cada oportunidad que se nos dio en el juego”, contó el torpedero falconiano al término del encuentro. “Pero lo más importante aquí fue el pitcheo. Él mantuvo al equipo de Lara apagadito hasta que nosotros pudimos hacer un buen rally a la ofensiva”.

Las otras dos rayitas de las Águilas llegaron en el sexto y séptimo tramo. La sexta ocurrió luego de que el propio Galvis golpeara un hit al centro, que encontró a León en la segundo luego de que éste diera un doblete abriendo la entrada. La última la remolcó Félix Pérez con elevado de sacrificio en el inning siete.