lunes, 28 de mayo de 2012

Escándalo en el Comité Olímpico Italiano por apuestas



(Caracas) Mediante un comunicado, el CONI expresó sus agradecimiento a las fuerzas de Policía y a la Fiscalía de Cremona, encargada de la investigación del caso y que ha dispuesto 19 nuevas órdenes de detención, entre ellas para el capitán del Lazio, Stefano Mauri, ejecutadas este lunes.

Los agentes y la Fiscalía "con sus acciones seguramente que ayudarán al mundo del fútbol a hacer limpieza de personajes que, con solapados comportamientos, engañan a los aficionados y al mismo tiempo engañan sus propios sentimientos", reza la nota.

El presidente del CONI, Giovanni Petrucci, se ha puesto ya en contacto con el ministro de Turismo y Deportes, Piero Gnudi, y con el máximo responsable de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Giancarlo Abete, para estar al día de las últimas novedades, toda vez que la Fiscalía de esta última institución ya ha abierto proceso deportivo para 22 clubes por este escándalo.

La policía italiana efectuó hoy nuevas detenciones y una serie de registros en Italia en relación al escándalo de amaño de partidos y fraude de apuestas deportivas, por el que ha sido incluido en el registro de investigados el entrenador del Juventus, Antonio Conte, por hechos relativos al tiempo en el que era técnico del Siena.

La operación policial ha visto además la presencia de agentes en la concentración de la selección absoluta italiana en Coverciano, en Florencia (centro de Italia), donde notificaron al defensa del Zenit de San Petersburgo Domenico Criscito que había sido inscrito en el registro de los investigados.

Criscito es el único jugador de la selección de Italia que ha sido investigado y sobre él pesa la sospecha de que pudiera organizar un encuentro para amañar el resultado el año pasado de un partido de su exequipo, el Génova.

El escándalo por el supuesto amaño y fraude en las apuestas deportivas saltó a la luz el pasado junio, cuando la Fiscalía de Cremona ordenó la detención de 16 personas, a las que posteriormente se han ido sumando más arrestos hasta llegar ahora a más de cuarenta.

La investigación por la Justicia ordinaria, que aún prosigue, ha derivado ya en un primer proceso deportivo, al que la Fiscalía de la Federación de Fútbol de Italia (FIGC) decidió enviar el pasado 9 de mayo al Siena, el Atalanta y al Novara (esta pasada temporada en Primera División) y al Sampdoria (en Segunda), junto a otros 18 clubes.

Los investigadores creen que esta supuesta trama, con ramificaciones en el extranjero, condicionó o intentó condicionar durante varios meses y hasta la pasada temporada los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano para conseguir importantes beneficios a través de las apuestas deportivas.