jueves, 19 de abril de 2012

LPB suspenderá venta de bebidas alcohólicas en último cuarto





(Prensa LPB) La Liga Profesional de Baloncesto y sus equipos acordaron suspender la venta de bebidas alcohólicas en el último cuarto de todos los partidos de la fase de postemporada que inicia este 23 de abril, como parte de una serie de medidas orientadas a preservar el orden y asegurar la gran fiesta del baloncesto y de la familia venezolana en los escenarios que servirán de sede a los encuentros de las rondas definitorias del campeonato.

De esta manera, el expendio de bebidas estará limitado hasta el tercer cuarto, y los equipos se asegurarán de ser más rigurosos en la prohibición de la venta de productos en envases de vidrio o plástico, que pueda servir a algún desadaptado para lanzar a la cancha y agredir al propio público, jugadores, entrenadores y/o árbitros.

Con el mismo objetivo de preservar el orden, los equipos procurarán una mayor presencia policial en los accesos de los gimnasios y en el interior de los mismos, antes de la apertura de puertas de las instalaciones, a fin de tener un control más estricto en el ingreso del público y tener garantía de aislar cualquier posible elemento de perturbación.

Para ello, la LPB espera contar con la máxima cooperación de las autoridades nacionales, regionales y municipales; y también aspira la máxima colaboración del público asistente a los encuentros para denunciar ante los elementos de seguridad cualquier hecho irregular en las gradas que perturbe o amenace su disfrute en familia del espectáculo deportivo de Venezuela, como lo ha hecho durante la mayoría de los encuentros de la presente campaña.

Así mismo, se exigirá al cuerpo técnico y arbitral ser rigurosos en la aplicación de la falta técnica al público cuando se produzcan situaciones que alteren el orden y el normal desenvolvimiento de los partidos en los primeros cuartos, como lanzamientos de objetos de cualquier tipo a la cancha por parte de individuos o grupos, cánticos ofensivos contra jugadores, entrenadores y árbitros o cualquier otra situación irregular que afecte al juego. Esta sanción, que se aplicará de común acuerdo entre el juez y el comisionado de partido, se castigará con un tiro libre a favor del equipo visitante.

De presentarse una situación de desorden que obligue a la interrupción del partido, se acordó reducir los lapsos de espera de 25 a 20 minutos cuando se produzca la primera paralización, y de 15 a 10 minutos de ocurrir una segunda alteración.

En otro orden, se hizo énfasis en que se sancionará una falta técnica al jugador de la banca que responda o incite al público con gestos o palabras, o que se dirija a los aficionados con gestos ofensivos. En ese sentido, el jugador podrá celebrar una acción de juego, pero evitando siempre ofender de manera consciente a la afición o al equipo contrario. Con ello se aspira evitar la reacción violenta de algún desadaptado que pongan en riesgo el normal desenvolvimiento del encuentro.

Por otro lado, se facultó a la Comisión Técnica a ejecutar las suspensiones de jugadores y/o técnicos, en caso de que se produzcan, para el partido siguiente a la infracción verificada y sancionada de acuerdo con el Reglamento General de la LPB.

La Liga Profesional de Baloncesto y sus diez equipos miembros hacen un llamado a su fiel afición a aislar cualquier manifestación de violencia de las gradas, respetando el juego de baloncesto y a los padres y madres de familia que lo hacen posible como jugadores, entrenadores, árbitros, bailarinas, periodistas y el propio público.

Así mismo, invita al público en general a orientar con su ejemplo a los miles de niños, niñas y adolescentes que asisten a los gimnasios hacia las buenas costumbres y el buen comportamiento a fin de proteger uno de los espectáculos deportivos y recreativos más accesibles del país.