lunes, 31 de octubre de 2011

ÁGUILAS EVITÓ LA BARRIDA EN MARGARITA

 
 
PORLAMAR (Prensa LVBP) Águilas del Zulia se basó en una excelente labor monticular de sus lanzadores, y en el bateo oportuno de José Pirela y Eduardo Pérez, para derrotar 4 por 1 a Bravos de Margarita, y así impedir ser barridos por los insulares en esta serie de tres encuentros que tuvo lugar en el Estadio Nueva Esparta de Porlamar.
Zulia iba a madrugar al abridor insular, Anthony Claggett, en el mismo primer episodio con hasta cuatro extrabases. Luego de un out, Freddy Galviz largó tubey al centro y José Pirela la desapareció por la izquierda para traer las primeras dos rayitas del juego; dobletes consecutivos de Ernesto Mejía y Eduardo Pérez ponían la pizarra 3 por 0 a favor de los rapaces.
Abriendo el tercer capítulo, Águilas iba a agregar una carrera más a su favor gracias a un elevado de sacrificio de Eduardo Pérez, que remolcaba desde la antesala a Freddy Galviz: 4 a 0 el marcador, y así se mantuvo hasta el cierre del noveno, cuando los locales lograron romper el blanqueo con una rayita anotada por Frank Díaz.
No hubo más carreras porque fue férreo el dominio que ejerció el pitcheo zuliano, encabezado por su abridor y ganador del juego, Austin Bibens (1-2), quien lanzó seis actos en blanco, con sólo tres hits permitidos, un boleto y cuatro ponches. Manuel Olivares y Ryan Reid, en el relevo, conservaron la diferencia en la pizarra.
 
El pitcheo de Margarita también fue dominante, más allá de las vacilaciones del abridor Anthony Claggett (0-2), perdedor del encuentro al tolerar las cuatro carreras rapaces en cuatro entradas de labor. Marcel Prado, Luis Ramírez, y Jossué Carreńo maniataron al Zulia los cinco innings restantes, pero la reacción de su equipo nunca llegó.
 
No pudo pasar la escoba Margarita en su feudo, y Zulia los manda de nuevo al fondo de la clasificación con esta victoria, primera para el mánager interino de los rapaces, Lipso Nava, luego que el “Mako” Olivera fuera cesanteado tras la derrota sabatina. Se respiran nuevos aires en la cueva alada.