jueves, 30 de junio de 2011

Cocodrilos se creció en su fortín y forzó el bonito


(Prensa Cocodrilos) Cocodrilos de Caracas sacó su casta. Forzó el séptimo y decisivo encuentro de la Semifinal al imponerse, categóricamente, ante Trotamundos de Carabobo por 93-88 en un repleto Parque Naciones Unidas, El Paraíso.

La colectividad (21 asistencias grupales por parte de Caracas) y el enfoque mental fueron el revulsivo y la clave para conquistar el laurel que fuerza el partido bonito de la serie a la antesala a la Gran Final de la Liga Profesional de Baloncesto. El compromiso decisivo es éste jueves 30 de junio a las 7:30 pm.

A reventar

Totalmente lleno estaba el Parque Naciones Unidas de El Paraíso con los fanáticos caraqueños para apoyar al equipo Tetracampeón del basket venezolano.

El salto entre dos estuvo a manos del Ministro del Deporte, Héctor Rodríguez, junto con los actores Cristóbal Lander y Jorge Reyes. Los respectivos capitanes de ambos equipos (Juan Herrera, Cocodrilos, y Rafael Pérez, Trotamundos) estaban presentes en el acto protocolar.

Cocodrilos inició las acciones con el quinteto conformado por el dominicano Jack Martínez, el uruguayo Leandro GarciaMorales, el norteamericano Carl Elliott, el de Caricuao, Juan Herrera, y el de Güiria, Luis Bethelmy.

Trotamundos comenzó el partido con el cinco constituido por David Cubillán, Rafael Pérez, Miguel Marriaga, José Vargas y el estadounidense Robert Glenn.

Pura emoción

De mucha intensidad se vivieron los primeros compases del compromiso y los caraqueños sacaron la mejor parte, apoyados en la adrenalina que hacía el sexto hombre en el tabloncillo (la gran familia sauria) y el enfoque mostrado por el quinteto abridor de la capital. El parcial se lo llevó Caracas 27-23.

El quinteto rojo del Ávila logró sacar ventaja de 16 puntos en el segundo parcial (45-29), gracias a su velocidad y una defensa zonal que secó el ataque carabobeño. Esa ventaja le permitió irse al descanso arriba por 53-44.

Las talentosas y bellas cheerleaders de Cocodrilos, durante el medio tiempo, realizaron el show en la danza de Piratas del Caribe, que hizo deleitar a todos los asistentes al recinto avileño.

Para el tercer cuarto, las acciones lograron emparejarse por 62 puntos por lado, restando 3:27 en el reloj. La adrenalina se vivió al máximo en el tramo. Al término de la fracción, Caracas siguió arriba en la pizarra por 70-68.

La colectividad de Cocodrilos imperó en el último parcial del compromiso. El elenco capitalino tuvo los nervios de acero para capitalizar sus ofensivas, gracias al extra pase, y defendió para terminar emparejando la serie particular 3-3 con el vital laurel por 93-88.

Los más destacados

Jack Martínez (con su segundo triple-doble del año y primero de los playoffs) concretó 22 dianas, tomó 14 rebotes y brindó 10 asistencias para ser el motor del ataque caraqueño. Luis Bethelmy lo emuló con 24 cartones, mientras que Carl Elliott anidó 17 puntos.

Por Trotamundos, Robert Glenn conquistó 23 contables, Rafael Pérez terminó con 16 unidades y Torin Francis finalizó con 15 tantos. El séptimo partido es este jueves 30 de junio (cumpleaños de Néstor Salazar) a las 7:30 en el PNU.