domingo, 22 de noviembre de 2009

Venezuela debutó con triunfo en tenis de mesa masculino


El equipo masculino nacional de tenis de mesa debutó este domingo en los XVI Juegos Deportivos Bolivarianos Sucre 2009 con un victoria ante el combinado de Panamá, venciendo así también el reto que significa la altura y una improvisada organización de esta competencia.

Los criollos ganaron sus tres “match” disputados con relativa facilidad y sólo cedieron en uno de 10 set. El equipo tricolor lo integran Henry Mujica, Jonathan Pino, Marco Navas y Luis Díaz, todos bajo la asistencia técnica de Francisco “Pancho” Seijas.


El Coliseo Jorge Revilla Aldana de Sucre sirvió de escenario para esta competencia, y en el primer enfrentamiento el criollo Henry Mujica derrotó tres set por uno a su similar panameño Justo Altamiranda. Los marcadores fueron 11x6, 11x7, 11x13 y 11x3.


En el segundo choque, Pino venció a Oren Rozenbaum en tres set corridos, con marcadores de 11x7, 13x11 y 15x13. Por su parte, Marco Navas no tuvo problemas para imponerse cómodamente al panameño David Ariza en set corridos, 11x7, 11x7 y 11x7.


Si bien no se presentaron mayores inconvenientes, los muchachos dejaron claro que el nivel panameño subió en comparación a competencias anteriores, motivo por el cual no hay que confiarse y dar el todo por el todo ante el resto de los equipos que son mucho más fuertes.


El técnico nacional, Pancho Seijas, manifestó su desacuerdo con la organización del evento, puesto que el escenario no posee las condiciones perfectas para competir, porque ni la iluminación, ni la organización de las mesas ni las pelotas son las adecuadas.


“Venezuela no está acostumbrada a jugar en altura como sí lo hacen las selecciones de Colombia, Ecuador y Bolivia. Por eso no vinimos once días antes de comenzar la competencia, pero igual no pudimos entrenar en las mesas puesto que llegaron fue hoy domingo, ni tampoco conocíamos el ambiente”, manifestó.


Por su parte, el joven tenista Mujica sostuvo que aún no le han agarrado bien el tiempo y la velocidad a la pelota, puesto que esta viaja más rápido, se levanta más y el pique en la mesa es distinto cuando se juega a esta altura, a unos 2 mil 700 metros sobre el nivel del mar.

Asimismo, Jonathan Pino afirmó que físicamente pueden verse afectados por la falta de oxígeno, sin embargo, seguirán enfocados con mucho optimismo, pero sin confiarse, en la búsqueda del oro.