sábado, 14 de noviembre de 2009

Bolivarianos serán inaugurados este sábado en Bolivia


Los XVI Juegos Bolivarianos serán inaugurados este sábado con la participación de 3020 deportistas de Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela en 30 disciplinas deportivas.


Sucre, capital de Bolivia, albergará 21 disciplinas, Santa Cruz (este) 1, Tarija (sur) 2, Cochabamba (centro)


Además, Ecuador (Guayaquil y Salinas) y Perú (La Punta) serán subsedes de deportes náuticos, ante la falta de una infraestructura adecuada en la mediterránea Bolivia.


'En el último informe que tenemos hay un total de 3.020 deportistas registrados de los 6 países que en total se disputarán 1.380 medallas: 427 de oro, 427 de plata y 526 de bronce', dijo a la AFP el vocero del Comité Organizador de los Bolivarianos (CODEBO), Hernán Vildoso.



La gran mayoría de los deportistas están en sus respectivas sedes.



Bolivia será sede por tercera vez de los Juegos Bolivarianos, después de organizar similar cita deportiva en 1977 (La Paz) y 1993 (Cochabamba y Santa Cruz).


La inauguración está prevista para las 18H30 locales (22H30 GMT), con la presencia del presidente Evo Morales, quien invitó a la cita a sus colegas Rafael Correa (Ecuador) y Hugo Chávez Frías (Venezuela), sin que se confirmen si los invitados asistirán al evento.


Sin embargo, el principal problema organizativo surge por el retraso en terminar la infraestructura deportiva, según admitió Mario Quinteros, presidente de CODEBO.


'Reconocemos que llegamos al filo. Faltó el diez por ciento (de las obras deportivas). Las empresas constructoras no supieron aprovechar los dos meses de postergación', afirmó Quinteros.


Los Juegos estaban previstos inicialmente para septiembre, pero el retraso en las obras civiles motivaron que Bolivia pidiese una prórroga de dos meses, aunque tampoco el tiempo sirvió para finalizar centros deportivos que están retrasados, como algunos ambientes del principal estadio de fútbol.


Ante el retraso, Quinteros dijo que las obras estarán concluidas en diciembre, tras la clausura de los Juegos Bolivarianos a fines de noviembre. 'La experiencia nos mostró que colocar focos, porcelana y otros detalles cuesta mucho', agregó.